Alemán, elevando el nivel de juego

786
Música /
Escrito por Julia Álvarez

Dice en uno de sus temas que se encuentra viviendo su sueño de rapper y a tenor del devenir de su carrera la realidad es que no hay nadie a estas alturas que tenga ya el poder de despertarle. Alemán, junto a su Homegrown Mafia, marca garantizada en esto, son figuras clave hoy en día para entender el progreso que ha vivido el rap mexicano en los últimos tiempos. Su modus operandi ha sido desde un principio ‘hacerlo fino’ para elevar el nivel, una estrategia infalible que les ha colocado como unos de los referentes del rap en español.

Pese a que su carrera comenzaba con tan solo catorce años no fue hasta 2018 cuando las miradas comenzaron a centrarse de forma masiva en Alemán gracias a ‘Eclipse’, un disco que marcó un antes y un después en su carrera y al que muchos siguen recurriendo tres años después.

Dice Alemán que es un tipo muy enojón “a veces soy corajudo, pero es que soy del noroeste de México, hablamos volteado y piensan que estamos enojados a veces simplemente si hablamos. Si me agarran enojado sin necesidad pensarán: ‘a este güey no le conozco ni le quiero conocer'”, pero la realidad es que la vida de Erick la marcan diariamente el relax, el amor, la paz y el humo, mucho humo.

Sobredosis de humo es lo que acaba de traernos precisamente en su último trabajo, ‘Humo en la Trampa 3’, una trilogía a la que ha puesto punto final este 2021 con el fin de no tensar la cuerda de la creatividad y acabar saturando a la gente. Por eso y porque se encuentra trabajando en su próximo disco de estudio, ‘Huracán’, un trabajo con el que promete arrasar nuestras cabezas a finales de este mismo año.

Afirma que está deseando que desaparezca de una maldita vez el Covid y que todo vuelva a la normalidad para volver a disfrutar de la vida como es. Una vida que no concibe sin la continua necesidad de crear, una de las cosas que más teme perder en la vida, y en la que, pese a la distancia actual que los separa, sigue llevando a todos lados la bandera de Cabo San Lucas, el lugar que le vio crecer y le convirtió en el artista que es a día de hoy.

Tremendamente orgulloso de que junto a Alemán aparezca siempre la palabra rapero, el artista afirma estar encantado con el hecho de representar al rap en una época en la que muchos habían marcado distancias con el género. Algo que ha conseguido hacer no solo en su país natal sino a nivel internacional. La de Alemán es desde hace tiempo una de las voces más autorizadas del rap en español, el mexicano se ha convertido en uno de nuestros ‘domadores de ritmos’ favoritos.

Hemos hablado con el artista de sus raíces, del crecimiento exponencial de la escena mexicana, del trabajo en equipo, de su incursión en los NFTs y el arte digital o cómo ha sido trabajar con dos grandes como Snoop Dogg o Nicki Nicole.

Fotografía: Ojo del Trap

EVOLUCIONANDO SIN DEJAR DE LADO SUS RAÍCES

Alemán es uno de esos artistas que, desde sus inicios, ha hecho siempre continuas referencias a sus raíces, algo que ha vuelto a dejar patente en alguno de los últimos adelantos de ‘Huracán’, donde da gracias a los compas que le tendieron la mano, a los que creyeron en él desde el día uno, a su barrio, su Homegrown Mafia, a ese papá que desde bien chiquito le regalaba cintas de rap. Mi papá fue el culpable de que yo sea rapero, fue el que me llevó a la primera rapeada, el que me introdujo a la cultura. Sabe que recordar a diario esas raíces es tener presente siempre dónde comenzó a ser quien es a día de hoy, quizá por eso Erick lleva con tanto orgullo el nombre de Cabo San Lucas por todo el mundo. “Mis raíces me llevan a Cabo San Lucas, California Sur, ahí es donde yo crecí y aprendí todo, donde me enamoré del rap, donde pude ver el rap en su máxima expresión. Yo vengo de ese rap de salir adelante, de ese rap de tener la cadena y tener el dinero y alentarlo, ¿por qué no si me lo gané?. Yo lo veía de niño en los clubs en Cabo San Lucas, en la playa, estaba viendo con mis propios ojos que eso existía y yo lo quería alcanzar, quería bajarme de la limusina y darle dinero a mi mamá. Cabo San Lucas me enseñó que eso era posible. Es un lugar en el que hay pesos pero también hay dólares y me enseñó que un dólar vale mas que un peso, y voy a por eso, los voy a levantar, los voy a tener. Vengo de ese lugar que me enseñó a josear, a salir adelante.

“El rap es directo, es puro, y lo estoy representando. Son diez o doce años dándole al rap sin quitar el dedo del renglón y así voy a seguir. Cuando yo llego a un sitio y me dicen ‘el rapero Alemán’ siempre pienso: ‘eso es lo que yo quería desde niño, quería que me dijeran rapero, con eso soy feliz’”

Alemán se ha propuesto en este momento de su trayectoria traer de nuevo el rap a un primer plano. Dice que el rap es duro, que posiblemente no sea para todos, pero que la motivación que le produce hacer este género gana siempre la batalla, algo que estamos viendo últimamente en más artistas. El mismo Myke Towers reconocía hace poco que con ‘Lyke Mike’ estaba intentando motivar a nuevos artistas a hacer lo que verdaderamente les gusta, dejando en un segundo plano la tentación de lo comercial. Artistas en una misma posición, la de defensa del rap, a los que a tenor de los resultados el público parece estar respaldando.

Posiblemente de los últimos temas que haya sacado Alemán ‘Relojito’ sea uno de los más raperos, un tema que llama la atención por su dureza y que Alemán ha decidido publicar consciente de que hay que alzar la voz ante las cosas que están mal, en esta ocasión ante los graves problemas que vive México, un país donde la falta de oportunidades para los jóvenes está a la orden del día. “Hay falta de oportunidad por salarios mediocres, las oportunidades que hay son por un salario que solo da para comer. Esta canción surgió como una molestia porque yo se lo difícil que es generar dinero en México y salir adelante, y yo estoy en una posición en la que soy afortunado y estoy agradecido porque la música me ha salvado, pero no ocurre lo mismo con mis amigos. Yo voy con ellos y les escucho decir ‘no me alcanza’, ‘no voy a ir porque se me va a acabar el dinero’. Hacía falta un tema así, todos estábamos hablando de la fiesta, de disfrutar con los amigos. Toda la música está dirigida a eso y el rap siempre ha sido una voz del pueblo, de poder, de convocatoria. Quise utilizarlo como es, con ese poder. No me importa que no sea una canción que vaya a sonar en la radio. El rap es directo, es puro, y lo estoy representando. Son diez o doce años dándole al rap sin quitar el dedo del renglón y así voy a seguir. La satisfacción, el sentimiento de hacer lo que te gusta y ver cómo la gente lo canta no tiene precio. Cuando yo llego a un sitio y me dicen ‘el rapero Alemán’ siempre pienso: ‘eso es lo que yo quería desde niño, quería que me dijeran rapero, con eso soy feliz”. Una forma de afrontar el rap que choca con lo que ha pasado en España y otros países, donde muchos de los artistas intentaron desvincularse de la etiqueta de ‘rapero’ buscando alejarse de los estigmas que llevaba implícita esa palabra. Ustedes vienen de la escuela de Violadores del Verso, del rap en su máxima expresión. En parte estuvo así en México también, no tanto el ‘no me llames rapero´, sino que la gente aquí quería empezar a hacer otros géneros, trap o reggaetón, y era como ‘ey, somos raperos, no nos puedes hacer eso porque eso no es rap, nosotros hablamos de barras, rimas’. Y era como ‘cálmense, un rapero puede domar cualquier ritmo, vamos a dejar hacerlo”. Prueba de que eso es posible la tenemos en el propio Alemán quien afirma ser un domador de ritmos que puede hasta con el jazz, según Erick posiblemente el género más difícil de domar por lo mucho que cambia de ritmo.

‘Relojito’ ha sido todo un éxito entre sus seguidores, quienes ven un acierto que Alemán hable sin miedo de su país, retratándolo tal cual es. Sabemos gracias a él el escenario que hay allí, sin embargo ¿Qué México le gustaría tener a Alemán? En muchos aspectos todo lo contrario a lo que se vive a día de hoy. “Para empezar un México que no fuera tan corrupto, que la policía no extorsionara a los jóvenes, que nada más se la pasan viendo lo que hacemos nosotros, luego cuando ven a los delincuentes no van a por ellos. Que hubiera más oportunidades, que los salarios aumentaran, que de verdad se apoyara más al arte, al rap, al rock, al pop, que el gobierno destinara dinero a desarrollar el talento de cada persona porque hay mucho talento aquí en México pero no hay con que solventarlo. Me gustaría que cambiara en parte eso, pero viene un presidente, viene otro y otro y la cosa sigue igual.

Fotografía: Ojo del Trap

APOSTANDO POR LO COLECTIVO Y POR EL ARTE DIGITAL. ALEMÁN SE ADENTRA EN EL MUNDO DE LOS NFTs

Alemán acaba de publicar ‘Humo en la Trapa 3’, la tercera entrega de una saga a la que el artista ha decidido poner fin este 2021. Un experimento que nació con el objetivo de ir publicándose anualmente cada 4/20 para conmemorar lo que Alemán considera “un día importante” para ellos (Día Internacional de la Marihuana) y que no ha querido alargar más en el tiempo para evitar que el proyecto fuera perdiendo fuerza por el camino. “No quería que ocurriera como con Fast & Furious que cuando hicieron la 8 ya no era nada. Quisimos dejarlo ahí para dar apertura a otros nuevos proyectos en conjunto, con todos los artistas de mi sello. Yo creo que llega al final en el momento preciso, porque también vienen mis próximos álbumes y más proyectos. Fueron tres años consecutivos de hacerlo y la gente está muy contenta”.

Lo colectivo es algo que ha marcado siempre la carrera de Alemán. ‘Humo en la Trampa 3’, igual que sus predecesores, es un disco coral, algo que no extraña teniendo en cuenta que el artista siempre ha dicho que Alemán son todos, él y los que le rodean en cada proyecto. El por qué de ese sentimiento tan fuerte por lo colectivo lo tiene claro. “Es un punto muy importante en la visión que yo tengo de cómo mover las piezas acá, es importantísimo que me acompañe mi gente, la gente que ha confiado en mí y todo mi equipo porque es en conjunto todo el resultado. De hecho mis canciones siempre las estoy escuchando con los demás, pidiéndoles opiniones. De repente entra Muelas de Gallo y me dice que cambie un verso, o Fntxy me dice dónde podría hacer un corte. Homegrown empezó siendo como una banda de amigos que se juntaban a hacer música y ha dado la casualidad de que todos son buenos Mcs y yo soy fan de cada uno de ellos. Por eso siempre quiero que la gente los vea, porque la industria del rap mexicano está creciendo cada día pero aún no ha hecho la explosión total. Yo quiero exponenciar a mis acompañantes y que sepan que hay muchos raperos y diferentes flows. Y es que aunque Alemán se encuentre en el centro de todo, en su particular ‘Última Cena’, como evidencia en el videoclip de Gran Vida, hay sitio para todos los suyos.

Como no podía ser de otra manera con su último trabajo Alemán ha llegado innovando. Consciente de que a la música hay que ir dándole un valor añadido Alemán se ha convertido en el primer artista de hip hop mexicano en meterse en el mundo de los NTFs, piezas de arte digital únicas que muchos artistas están viendo como una nueva forma de rentabilizar el arte. El arte digital eleva tu nivel de juego y tu nivel de producción. Te abre las puertas a otro tipo de público y de mercado. Esto en el rap es importante porque nosotros no contamos con unos instrumentos, contamos con el puro poder de la palabra y tenemos que introducir a nuestro proyecto cosas que le sumen y le aporten más arte. En el video de ‘Relojito’ hice la canción con un minuto veinte de puro intro. Yo quería hacer trip hop en el que todos los sonidos se complementen con el video, es un proyecto 100% audiovisual y está resultando bien, la gente se esta dando cuenta de que estoy metiendo buena calidad a los videos. Además con la salida de ‘Humo en la Trampa 3’ nos acabamos de introducir en el mundo de las criptomonedas , bitcoins y todo este rollo. Acabamos de lanzar nuestros dos primeros NFT´s que es arte digital exclusivo, son fotos mías exclusivas con movimiento que nunca han estado ni van a estar en otro lugar. Se me hace algo loco, es un mundo que creo que va a explotar. El arte puede ser muy loco a veces, lo que para uno es una obra de arte para otros no es nada, el arte es así. Estamos teniendo nuestras primeras ventas de arte digital en México y se me hace algo impresionante porque cuando sacamos este arte pensé que muchos jóvenes acá no iban a entenderlo pero están introduciéndose y ya empezamos a generar por ahí también un poquito. Estoy seguro que esto puede cobrar más valor, que este arte digital sea algo que uno lo compre en diez euros y tras dos años valga doscientos.

 

LA ESCENA DE RAP MEXICANA: SALIENDO DEL ÁREA DE CONFORT, CONECTANDO MÁS CON LA GENTE

Cualquiera que siga de cerca la escena de rap mexicana habrá notado que en los últimos tiempos ha sufrido una notable transformación. Las antiguas reglas del juego estaban obsoletas, por lo que los artistas han ido transformando su entorno con las armas que tenían disponibles consiguiendo así que tanto público como la propia industria giren su mirada hacia ellos. Decía hace poco uno de los miembros de La Banda Bastón que este 2021 los raperos mexicanos se iban a imponer como la pandemia y a tenor de las fichas que van moviendo parece que sus palabras no distan mucho de la realidad. Preguntado sobre los pasos más importantes que ha dado el rap mexicano en los últimos tiempos, sobre cómo han comenzado a tener más apoyo, Alemán considera que gracias al momento en que en México empezaron a invertir en rap las grandes empresas y los CEOs de otros labels empezaron a ver al rap como el nuevo rock que se estaba formando aquí empezamos a tener apoyo. Yo por ejemplo empecé a tener apoyo con Darwin que es mi mánager hasta día de hoy. Fue una persona clave en mi carrera, se cruzó conmigo y me dijo: yo quiero que seas el 2Pac, el Snoop Dogg, llevarlo a otro nivel. En ese momento empezamos a hacer videos de buena producción, a jalar directores de cine, a involucrarlos en el rap, a empaparlos de rap, que se enamoraran de él, que empezaran a incluir a actores de primer nivel en videos de rap como se hizo en la industria de EEUU. Creo que en base a eso empezaron a voltear todos los festivales, las radios. Ya no era el típico rapero frente a cámara rapeando, ya había una produccion, un libreto, actores, todo. Y también gracias a que todo el entorno social de la cultura creció en todo el mundo era mas asequible. De la mano de los sneakers, de los tenis, de la ropa, los diseñadores que a su vez son cantantes de hip hop, todo empezó a crecer en todo el mundo. Fue un momento de avance para todos, pero aquí en México creo que fueron clave los videos, salirse del área de confort del MC frente a una cámara. Yo en el momento en el que saqué mi video de ‘Rucón’, primer video en el que tenía actores de primer nivel como Jesús Ochoa, reconocidísimo aquí y al que admiro muchísimo, y dirigido por Pato Safa, gran director de películas mexicano, logré ir a Lollapalooza en Chile, a Argentina, Madrid, se abrieron las puertas a través del trabajo bien hecho”.

“Snoop Dogg me dejó claro que el estilo de vida hip hop sigue vivo. Yo pensaba muchas veces que ya voy creciendo, pero Snoop tiene 50 y sigue haciendo lo que ama, lo que me llevó a pensar que me queda un camino muy largo todavía”

Que la escena mexicana tiene gran peso gracias a nombres como el de Alemán queda patente al ver las grandes colaboraciones que se están produciendo entre artistas mexicanos y artistas internacionales de enorme nivel. Es el caso del junte de Alemán con Snoop Dogg, una unión que siempre soñó Alemán y que llegó en un momento en el que Snoop buscaba unir lazos con México. Tras trabajar mano a mano en la canción ‘Mi Tio Snoop’, que formará parte de ‘Huracán’, el mexicano tiene solo buenas palabras para el de Long Beach. Me impactó su vibra, su actitud, por más leyenda que sea disfruta todo a cada instante, siempre está riendo. A mi me impresionaba pensar que ese vato lleva tanto tiempo en el hip hop y sigue con esa actitud, por eso es quien es y por eso ha logrado tanto. Yo le decía: gracias por cumplirme el sueño, y él me decía: no es tu sueño, es mi sueño desde niño y tú estás en mi sueño, es de los dos. Me dejó claro que el estilo de vida hip hop sigue vivo. Yo pensaba muchas veces que ya voy creciendo, pero Snoop tiene 50 y sigue haciendo lo que ama, lo que me llevó a pensar que me queda un camino muy largo todavía.

Fotografía: Ojo del Trap

OBSESIONADO CON EL PASO DEL TIEMPO, CON MIEDO A DEJAR DE CREAR

Dice Alemán que en toda pasión existe un poquito de locura, aunque uno siempre tiene que tener los pies en el suelo. Quizá por eso cuando el artista hace un repaso a su carrera lo primero que le llama la atención es cómo ha cambiando su manera de enfocarla conforme iba creciendo. Posiblemente la madurez de la que se enorgullece en este momento de su carrera, de su vida, sea la que le mantenga más cerca que nunca de la realidad que vive. Una realidad que le ha dado la oportunidad de ser protagonista de momentos muy intensos. Obsesionado con el paso del tiempo si tuviera que parar el reloj en un instante concreto de todos los que ha vivido a lo largo de su carrera el artista lo haría sin dudarlo en su actuación en el Zócalo de Ciudad de México. “Por lo magnífico que fue me encantaría volver a vivir el día que toqué en el Zócalo, el 8 de diciembre de 2019, fue un día importantísimo. Había 134.000 personas en la plancha del Zócalo, era algo bien bonito, para mí fue un sueño hecho realidad, nunca creí estar en el Zócalo de la Ciudad de México frente a tanta gente. Lloré ese día en el escenario, en ese momento estaba concentrado en dar el show pero al voltear atrás y ver a mis amigos y a toda la gente pensaba: ¿Qué es esto? Estaba muy agradecido. Fue el mejor momento de mi vida.

“Me gusta mucho crear arte, dejar una huella, por eso me preocupa tanto el paso del tiempo, y por eso me pongo a veces a grabar como un loco. En la pandemia dije: no se qué va a pasar en el mundo, y me hice dos mixtapes. Es algo importante, el relojito siempre esta ahí con el tic tac”

Una vida en la que Alemán teme a pocas cosas, un poquito de miedo a la muerte y mucho, mucho miedo a que llegue un día en el que no pueda crear. Tengo miedo a dejar de crear, no quiero dejar de crear. Me gusta mucho crear arte, dejar una huella, por eso me preocupa tanto el paso del tiempo, y por eso me pongo a veces a grabar como un loco. En la pandemia dije: no se qué va a pasar en el mundo, y me hice dos mixtapes. Es algo importante, el relojito siempre esta ahí con el tic tac”.

DANDO FORMA A SU PARTICULAR HURACÁN

Dicen que lo bueno se hace esperar y eso con Alemán se cumple. Pese a que anunció su próximo trabajo, ‘Huracán’, hace más de un año, la pandemia cambió los planes del mexicano. Alemán no quiso que las restricciones provocadas por la Covid-19 impidieran que tanto él como su público vivieran su particular huracán en todo su esplendor, motivo por el que ha ido retrasando su salida en varias ocasiones. Si nada lo impide finalmente la fecha prevista para que vea la luz será a finales de año.

Un disco que apunta fuerte, los vientos huracanados de Alemán vendrán acompañados de colaboraciones de lujo como la de Scott Storch, algo que Alemán considera como “un paso muy importante en su carrera”, o la de Nicki Nicole, uno de los talentos más grandes que ha dado América Latina en los últimos años. “Nicki es mi amiga, la conozco ya de rato y estoy bien contento por todo lo que le ha pasado en su carrera. He visto que ha estado en el show de Jimmy Fallon, algo impresionante, yo quisiera estar en ese show. La vi y dije: ‘qué bonito que le esté pasando eso porque sé que ella ama la música y es una artistaza’. Cuando la vi en el show de Jimmy Fallon pensé: ‘qué bueno que grabé con ella desde antes, qué bueno que ya la tengo en el disco metida porque va a crecer tanto que va a estar inalcanzable’. Ese tema lo grabamos ahora que ella vino a México a los premios Spotify, nos encontramos en el camerino y ahí nos pusimos de acuerdo para ir al día siguiente al estudio a grabarla. Para mi gusto ese tema está en mi Top 3 de canciones del álbum ‘Huracán’. Es un beat de Fntxy, es un rap sensual, está bien buena la canción, se que va a ser un hit seguro. Es de las mejores canciones que yo he escuchado de Nicki.

Además de esas colaboraciones Alemán estará arropado en ese disco por Kidd Keo, uno de sus más files acompañantes; Phul King Fu, nuevo artista de la casa Homegrown, y de Sick Jacken de The Psycho Realm, un artista del que Alemán es fanático desde niño. En el aire deja el nombre de otras dos colaboraciones para tener algo con lo que sorprendernos en un futuro que esperamos sea muy cercano.

Todo hace presagiar que este 2021 va a ser un año importante para Alemán. Tras seguir el humo y caer gustosamente en su trampa por tercera vez consecutiva estamos seguros que disfrutaremos más aún si cabe de ese ‘Huracán’ que anda gestándose en estos momentos. Desde aquí confiamos en su particular ‘torbellino’, y es que parafraseando uno de los versos de su tema Gran Vida, ‘We know he got the fucking flow’.

Sobre el Autor / Julia Álvarez

Periodista. Un alma hecha de historias. La música me ayuda a ponerles banda sonora.