ÁLVARO DIAZ ABRAZA LA NOSTALGIA EN ‘FELICILANDIA’

 

Nostalgia, identidad, optimismo e inspiración. Esas son precisamente las armas con las que se presenta este 2021 Álvaro Diaz en terreno de juego. Un terreno que es más que conocido para un puertorriqueño que tras varios años haciéndonos ver la importancia de la evolución en terreno musical, vuelve a presentarse en su último disco como “un nuevo Alvarito”.  

Hace años Complex apuntaba a Álvaro Diaz como “el líder de la revolución del rap latino”, y la realidad es que pocos artistas ha habido dentro de la escena urbana con las ideas tan claras y con tan pocos prejuicios musicales como él.   

Afirma Álvaro Diaz que, desde que comenzó en esto de la música, siempre ha tenido bien claro dónde quiere ir y dónde quiere llevar su carrera. “Hace dos o tres años ya sabía que iba a hacer un álbum que se iba a llamar ‘Felicilandia’ que tendría este tipo de sonido. Vivo siempre pensando en el futuro. Yo llevo mi carrera poquito a poquito, mis fanáticos y la gente que me sigue me ha escuchado paso a paso, no quiero ser muy drástico. Me mantengo en una evolución constante, tratando siempre de traer algo nuevo, y es bonito porque nunca le doy todos mis trucos al fan. Es bonito seguir a un artista que siempre te puede proponer algo diferente, te guste o no  

Con su nuevo disco, ‘Felicilancia’, Alvarito ha puesto sobre la mesa las cartas que más le identificaban en este momento, “tiene cosas que traen nostalgia pero a la vez tiene las cosas que están pasando actualmente, en este disco he traído el slang puertorriqueño, que no me gusta perderlo, pero intentando que todo el mundo lo pueda entender”.  

Pese a que la voz populi afirma que el talento de Álvaro Diaz no ha sido reconocido suficientemente a lo largo de estos años, el artista defiende que todo el mundo tiene su momento. Últimamente tengo la mentalidad de que hay que prepararse para las cosas que la vida te va a dar, Dios no manda cargas que uno no aguante. Yo he estado últimamente preparándome mentalmente, físicamente, en el estudio todos los días entendiendo un poco más las cosas por si llega el momento. Y si no es con este disco y es con el próximo, pues será cuando tenga que ser. Uno no hace esto solamente para ser reconocido, uno hace esto porque es lo que te hace feliz  

Asegura que su infelicidad suele venir de momentos de sequía musical, de ahí que nos inste a preocuparnos por él cuando detectemos un largo periodo sin ofrecernos música nueva. Cuando veas que estoy seis o siete meses sin sacar música tienes que asumir que no estoy pasándolo bien. Hace tiempo cogí un lapsus tratando de resolver unas cosas de negocios y aprendí que hay que seguir sacando música, no voy a parar de sacar música. Acaba de salir ‘Felicilandia’ y espero sacar más música pronto”.  

“Nunca le doy todos mis trucos al fan. Es bonito seguir a un artista que siempre te puede proponer algo diferente” 

Reconoce ser una persona vulnerable, “creo que soy muy introvertido hasta que cojo mucha confianza, y bien sentimental”. Un tipo de sentimientos contradictorios, “bipolar en los sentimientos”, como él mismo se define, que lucha, como todos, por buscar la felicidad en la vida. “Unos días estoy con mucha energía y otros no me siento con el mejor mood del mundo, pero he aprendido que aunque no me sienta en el mejor mood  tengo que empujar energía positiva, soy una persona bien positiva, trato de serlo. Aun así cuando me tocan los sentimientos a veces estoy ‘sadvarito’. De hecho ‘Felicilandia’ para mí es como rescatar a los niños de ‘La ciudad de los niños tristes’ que buscan ser felices. Para mi Felicilancia en el sentido del álbum es la felicidad, todos buscamos la felicidad de diferentes maneras, con el éxito, el dinero, la familia, las amistades, los logros... Yo la felicidad la encuentro en la familia y en ver las cosas de lejos. Creo que a veces vivimos mucho el momento, especialmente yo. Vivo mucho el momento y quiero siempre más y más, pero a veces hay que ver las cosas de lejos y dar gracias por las bendiciones que tenemos. Siempre va a haber algo más. Ahora mismo hay un chamaquito que está sacando un mixtape y el mixtape tuvo buena aceptación y se siente como lo mejor del mundo. Hay alguien ahora mismo que tiene su primer número uno y se siente como lo mejor del mundo. Alguien que acaba de hacer 4 Choliseos como Rauw y se siente lo mejor del mundo, siempre va a estar en nosotros decidir qué queremos que nos haga feliz. Aunque no nos damos cuenta las cosas están ahí, simplemente hay que apreciarlas.  

Álvaro Diaz es de esos artistas que dejan a un lado los miedos durante el proceso creativo, de los que se dejan llevar, de aquellos que se muestran tan puros en sus propuestas que, pueden gustar más o menos, pero es bien difícil cuestionar nada de lo que crean. En el arte soy lo más puro que puedo ser, siempre trato de ser bien genuino, vulnerable, con la esperanza siempre de que a la gente le guste lo que hacemos”, afirma.  Álvaro Diaz tiene la suerte de ser un alma libre en este mundo loco del arte en el que eligió ser único, cualidades que le han valido el respeto de muchos amantes de la música que son conscientes de que a Alvarito Diaz hay mucho que agradecerle.  

  

DEJÁNDOSE SEDUCIR POR LA NOSTALGIA, CREANDO ARTE PARA SÍ MISMO  

El último disco de Álvaro Diaz es una inyección de nostalgia para él y sus seguidores. ‘Felicilandia’ fue un parque de atracciones de Puerto Rico que cerró sus puertas a mediados de los ‘90 dejando en la vida de muchos recuerdos de esos que se atisban imborrables. Allí celebró el artista varios de sus cumpleaños y allí viaja su mente de vez en cuando buscando rememorar viejos tiempos. “Lo bonito de ‘Felicilandia’ es que me lleva a momentos donde era pequeño. No quiero sonar bien triste diciendo ‘cuando era feliz’, como si ya no lo fuera, pero definitivamente eran tiempos felices. Es un trabajo bien nostálgico. Hay álbumes que se convierten en los favoritos de un artista que quizá no fueron los que más vendieron de ese artista pero te recuerdan una infancia, un momento bonito de tu vida. Escuchar ‘Felicilandia’ a mí me transporta así, traté de hacer eso. Musicalmente las canciones están llenas de slangs de acá, como una palabra que se llama ‘casual day’ por ejemplo. Ayer presenté  un tema que se llama así a un grupo. Casual day es como el gym day, aquí la gente va en uniforme a la escuela y el casual day era el día que podías ir vestido como tu quisieras. Tu tratabas de ponerte tu mejor outfit porque tenías que ser de los más lindos, de los mejores que se veían en ese casual day. Ayer alguien la escuchaba y decía: qué nostálgico, me acabo de acordar de cuando vivíamos esos días”, comenta Álvaro.   

Una nostalgia a la que ha llegado a través de recuerdos y tirando también de recursos musicales que nos marcaron de algún modo en épocas anteriores.Hay muchos sampleos de reggaetón viejo escondidos en el disco a mi manera, pienso que lo he hecho de una manera diferente a como lo hace todo el mundo. Yo soy bien puertorriqueño en mis canciones pero la gente que me escucha quizá me escucha como algo diferente a los artistas que se conocen de Puerto Rico. Es bonito poder mantener que también hay otras visiones de la isla, que somos diferentes. Hay mucha gente como yo aquí también”  

Álvaro Diaz tiene muy claro el concepto de arte al que quiere ir dando forma a lo largo de su carrera. Un arte donde prima lo que le pide el cuerpo en cada momento, más que lo que el resto pueda esperar de él, donde el proceso juega un papel protagonista. “Crear un disco de la manera en la que yo lo hago es un proceso. Yo no voy al estudio y hago muchas canciones y escojo las mejores, yo voy al estudio con muchas ideas que he ido teniendo antes. El tema con Rauw por ejemplo, antes de escribir la canción yo ya sabía que se iba a llamar ‘Problemón. Yo escuché el ritmo y dije: este es el ritmo para ese tema, antes de que existiese la canción. Soy bien selectivo. Cuando logras crear un body of work con un montón de canciones con las que te identificaste, que has creado porque las querías crear, te sientes imparable, como un super héroe. Luego siempre pienso: ojalá la gente disfrute eto como yo me lo estoy disfrutando, porque yo soy de los artistas que, no es que no cree para las personas, pero por encima de todo creo para mí mismo. Pienso que artistas como Basquiat, entre otros, no creaban pensando qué le podría gustar a la gente, ellos creaban pensando: esto es lo que me gusta y ojalá la gente lo acepte. Yo soy así. Luego cuando llega el momento uno se llena de nervios pensando ojalá lo entiendan, que entiendan el por qué digo esto en esta canción, ojalá ésto les lleve a algún sitio como me está llevando a mí. Hoy por ejemplo fui al gimnasio y escuché el disco por las bocinas del iPhone porque pienso que todo el mundo lo escucha por ahí, me pongo los AirPods porque quiero escucharlo donde la gente lo va a escuchar, no solamente en un equipo bien caro donde todo se escucha lindo. Lo importante es que la gente se lo pueda disfrutar en cualquier sitio donde lo escuche” 

  

ENTRE EL UNDERGROUND Y LAS GRANDES ESTRELLAS  

Balance entre artistas underground y artistas que ya tienen un nombre en la escena, ese fue el reto que se puso Álvaro Díaz a la hora de dar forma a las colaboraciones de este disco. Le inquieta que últimamente los álbumes estén siempre plagados de los mismos nombres, por ello, como ha hecho en otras ocasiones a lo largo de su carrera, ha querido compensar la balanza. En este disco tengo artistas grandes, con millones de followers, y también artistas que en mi opinión van a ser gigantes pero todavía no lo son, y eso es bien bonito. No es que me moleste, pero siempre me ha parecido bien curioso que cuando los artistas llegan a un nivel todas las colaboraciones son lo mismo, en todos los discos están exactamente los mismos artistas, especialmente en el género urbano. Pienso que eso es bien estratégico, mirando por los números. Yo no me quiero separar de quien soy nunca, quiero mantener ese balance de hacer música con quien quiero hacerla, si el artista es grande es grande y sino no hay problema. Ahora mismo a Feid y a Rauw les va brutal y ambos están en el disco, pero si no les fuera brutal también estarían en él. Pienso que es un buen consejo para que muchos artistas lo tengan en consideración”.  

Feid ha sido sin duda uno de los grandes nombres de este 2021, un hecho que remarca Álvaro Diaz al afirmar que el colombiano ha firmado uno de los discos del año. ‘Inter Shibuya La Mafia’ es sin duda uno de los mejores discos del 2021, ese disco está en mi rotación. Feid es uno de mis mejores amigos, de los hermanos que me regaló la música, no es solamente un colega. Cuando tenemos que hablar de nuestros llori pari´s nos llamamos. Yo fui a Medellín por primera vez en mucho tiempo y fue con él. Es bien bonito poder hacer buena música con gente a la que admiras y a la que le va bien. Es bien raro que yo grabe con artistas grandes, bien reconocidos. Si sacas el tanto por cierto de artistas conocidos con los que he grabado a lo largo de todos estos años el por ciento va a ser bien pequeño. Qué bonito que con los artistas con los que lo estoy logrando sean mis brothers, que tenga una buena relación con ellos y no solo sea por los números ni nada de eso”.    

“Soy bien puertorriqueño en mis canciones pero la gente quizá me escucha como algo diferente a los artistas que se conocen de Puerto Rico. Es bonito poder mantener que también hay otras visiones de la isla”  

En relación a este tema hace poco Farruko lanzaba unas declaraciones señalando a ciertos artistas puertorriqueños de haberse vuelto unos desagradecidos con él cuando han agarrado un poquito de fama. Una actitud que dista mucho de la que habría tenido Alvarito con él en caso de haber recibido ese apoyo. Que me hubiesen apoyado a mí, habrían tenido mi backeo por siempre, pero escogieron a otra gente. Respeto a Farruko, es un monstruo. A mi nivel me ha pasado también lo mismo, hay artistas como yo que no somos los artistas más grandes pero tenemos mucho que decir, y hay mucha gente a la que le hemos dado la mano desde el principio y no están ya ahí. Pienso que eso va a pasar con todos, por eso es que muchos de ellos después no quieren ayudar a nadie, porque piensan que todo el mundo va a ser un malagradecido.  

  

FIRME DEFENSOR DE DAR VIDA AL STORYTELLING, ORGULLOSO DE SU FACETA COMO COMPOSITOR  

Álvaro Diaz ha sido siempre un gran creador de historias. Cuando uno se pone frente a un trabajo suyo sabe que debe hacerlo mirando con lupa cada pequeño detalle porque al final todo, videos, música, merchandising, acaban entrelazados. Un amor por lo conceptual que le hace inquietarse al ver que, como afirmaba hace poco en Twitter el productor Louis Amoeba, el storytelling es a día de hoy ‘a lost art’. “Es super importante porque todo esto vino del hip hop, de sus comienzos, y esto es como cultura, es esencia, hay muchos artistas que lo han mantenido pero quizá no se les ha dado el sponsor que merecen o no tienen presupuesto para hacer su visión del storytelling al nivel que ellos quisieran para que le llegue a todo el mundo. Yo creo que es sumamente importante, yo lo hago a mi manera, tengo un personaje y lo divido en proyectos, y así la gente se da cuenta de que una canción es para la misma persona para la que era otra. Le suelo poner nombres: Mia Wallace, Elvira Hancock, Marla Singer… Y voy a seguir haciéndolo porque cuando creo pienso siempre en cómo me gustaría a mí que lo hiciera mi artista favorito, o cómo lo hizo. Y para mí una de las cosas más importantes siempre ha sido saber a quién le estaba escribiendo ese artista esas canciones, ¿serán reales, ficticias?, ¿serán para alguien? Era una duda que yo siempre tenía y por eso he hecho lo de los personajes en mis canciones, aprendí a ser bien vulnerable con mis letras para contar una historia que se desarrolla en muchos tracks. Creo que la gente puede llegar a conocerme cuando escucha mi música  

Dentro del storytelling Alvaro Díaz resalta la figura Lito, uno de los artistas de la old school puertorriqueña que más respeta la gente.Lito es de las personas más duras en los Storytelling, lo puedes ver en su carrera. Sacó una canción con Daddy Yankee, El Gran Robo, que es uno de los mayores storytelling ever. Eran él y Yankee como si asaltaran un banco, la conversación, cómo todo cambia… Shout out a todos los artistas que hacen ese tipo de música, ojalá la gente lo siga digiriendo y nunca muera”  

Al orgullo de crear historias se une para Álvaro Díaz el de haber tenido la posibilidad de trabajar como compositor para numerosos artistas. En un momento en el que muchos se han lanzado a reivindicar la necesidad de que los artistas escriban sus propias letras, Alvarito ve en la posibilidad de escribir para otros una forma de sumar en el arte, no hay que olvidar que las mayores canciones de la historia tienen detrás siempre un gran equipo. Un éxito no sale de una persona solamente, siempre hay un equipo detrás ya sean músicos, productores… Los artistas más grandes como Michael Jackson o Luis Miguel, entre un sin números de artistas gigantes, tienen un equipo importante detrás de ellos, es importante dar su crédito a todo el mundo. Por años existieron muchos compositores que cuando no estaba de moda decir quién escribió las canciones perdían el crédito y ahora posiblemente no tienen una buena vida por culpa de que nunca quisieron darles crédito por ese miedo que había. Pienso que siempre es importante que el artista sea parte del proceso creativo porque así va a sonar más a ti. Yo trato de meterme en todas mis letras, en todos mis videos, fotos, porque siento que cuanto más suene a mi más único soy.  Mi experiencia como compositor por ejemplo con alguien como Rauw es que yo simplemente soy un GameShark, como un juego de Nintendo que le pones el GameShark y tenías trucos, más poderes. Con Rauw siempre es sumarle en el estudio, yo nunca llego con una canción escrita, vamos al estudio juntos y como tenemos buena química creamos. Al nivel en el que estamos a veces dejamos de tener mucha vida social y compartir con los artistas en el estudio se convierte en nuestro jangueonuestra manera de pasarlo bien. Ir al estudio de Rauw y crear una canción juntos equivale al mejor jangueo, ese en el que te pides todas las botellas y terminas en todos lados, con la diferencia de que en vez de gastar dinero vas a hacerlo”  

Su manera de dar forma a la música le hace ser escéptico con aquellos que desprestigian a otros artistas por tener compositores ya que al final ellos también son parte de ese proceso. Rauw escribe sus canciones con los compositores”  

De entre todos los artistas con los que ha trabajado, Álvaro Diaz recuerda con cariño el haber podido aportar su granito de arena a la música de Yandel.Con Yandel fue un poco diferente porque yo no había escrito un reggaetón en mi vida para otro artista, y Yandel es una leyenda del reggaetónYo pensaba: siendo un artista que hace prácticamente música alternativa, ¿Cómo voy a escribirle a uno de los dioses del reggaetón? Porque en el mountain range del reggaetón están Wisin y Yandel. Cuando escribimos ‘Deja Vu’ Yandel estaba fuera del cuarto pero entraba y salía continuamente, decía si le gustaba la pista. Que la canción fuera sencillo y llegara al número uno en una de las listas Billboard era para mí un logro. Yo pensaba: quien le diría esto al Álvaro que llegaba todos los días de la escuela a ver VHS de todos estos artistas. Fue una experiencia muy bonita. Uno se convierte poco a poco en el artista que quiere ser. Yo admiraba a Kanye, y Kanye estaba ‘behind the scenes’ de muchos artistas gigantes antes de hacer cosas para él. Frank Ocean estuvo escribiendo para muchos artistas antes de ser famoso. No me quiero comparar con ellos, pero me parece bonito que personas a las que yo admiro hayan tenido un camino similar al que tengo yo ahora. No es que quiera componer con muchos artistas pero si se me dan la oportunidad de trabajar con artistas a los que admiro y me gustan quiero trabajar con ellos”.  

De Felicilandia el artista destaca varios tracks, entre ellos Babysita, una canción que se ha convertido en uno de sus temas favoritos del álbum. “Yo empecé en la música por una banda que se llama blink-182, eran los top en la era MTV, yo tenía un poster y todo de ellos en mi cuarto y yo creo que Babysita tiene un poco de ellos y un poco mío. La grabé en mi casa en plena cuarentena. En Puerto Rico teníamos lock out y fue difícil. El track tiene un sample bien peculiar, una letra bien peculiar, un cambio al final, pienso que es bien artística esa canción”.  

A su lista de predilectos se suma 18+1 junto a Jesse Baez, un tema que se creó también durante el confinamiento.  “Yo soy de los que no me rindo con los tracks. A veces escucho un track y eso queda de una pero a veces hay que buscarle y darle muchas vueltas. Esa canción hace dos meses no existía como es ahora. A mí me aburría la canción y quería hacerle un cambio. Todo el mundo me decía: es mi canción favorita del disco, y yo decía: no, aquí falta algo. Y junto a uno de los productores del disco logramos descifrarla y ahora si no es mi track favorito es uno de mis tracks favoritos del disco, es una canción bien yo. Ayer me decían: esto suena bien tu. Y yo pensaba: si tu piensas que yo sueno así, brutal, estoy ganando en la vida”. Una canción que no fue la única que tuvo varias versiones, por lo que Álvaro Diaz no descarta hacer un live en un futuro mostrándolas todas.  

Además de esas canciones Álvaro Diaz destaca OG Black, segundo track del disco. “OG Black era un artista puertorriqueño que decía ‘papi dame duro como bashee robao’. El pana hizo como una porno cuando estaba en su peak, y cogí esas referencias suyas e hice una canción de amor en base a él. Las voces me las entregó el artista que sale, Randy, dos horas antes de que pudiéramos entregar el disco para que saliera en la fecha que queríamos. Llegó, lo mezclamos y lo mandamos a masterizar. Parecía que todo el mundo estaba sincronizado esperando. Es otro de mis tracks favoritos”.   

Anécdota se esconde también tras Close Friends, una canción que no iba a salir en el disco hasta que, según comenta el propio Álvaro, “un día me dio algo y la quise meter. Saqué una canción, metí ésta en el disco y ahora es también una de las favoritas de todo el mundo. Muchas veces pienso ‘guau, si no me llega a dar ese arrebato de que la quería quizá nadie hubiese tenido esta canción”. Por suerte es la intuición la que guía siempre su camino.   

PAGANDO UN PRECIO POR HABER IDO SIEMPRE POR DELANTE, BEBIENDO ARTÍSTICAMENTE DE KANYE  

A los que valoramos la trayectoria y valentía en el arte de Álvaro Diaz nos cuesta asimilar que, a día de hoy, el artista no esté un escalón más arriba en cuestión de reconocimiento. Sin embargo, como dice el propio Álvaro, en ocasiones hay que pagar un peaje por ir un paso por delante. “Se paga un precio, es algo que tuve que entender con el tiempo. Nosotros fuimos unos de los que empezamos en el 2012 trayendo estas olas y había unos movimientos en Puerto Rico bien bonitos, pero vino otra ola y han vivido toda su vida tratando de vender el: ‘esto no fue lo que nos inspiró’ o ‘de ahí fue que salió’. Muchas veces he sentido que en el género soy el que llega a la escuela con la gorra hacia un lado y todo el mundo lo mira y dice ‘que ridículo’, pero viene alguien así mismo en dos años y todo el mundo dice ‘qué genio, la gorra para el lado’. Llega un momento en el que ya me lo disfruto y todo, me parece gracioso. O digo barras y no le llega a mucha gente y luego alguien dice exactamente lo mismo un tiempo después y es como: ‘qué genio, qué estaría pensando’. Antes pensaba: nosotros hicimos esto primero, porque uno está tratando de lograrlo. No es que quiera ser millonario, pero mi mama tenía dos trabajos hasta hace poco, y yo quiero poder decirla: mama no tienes que trabajar más, mi arte lo logró;  decir a mi gente: ‘¿necesitas algo? estoy aquí. Quiero lograr eso, hay una presión dentro de mí. Por eso cuando lo logran con cosas que yo ya he hecho o los ven como un genio por cosas que yo ya he hecho me lleva a reflexionar sobre qué puedo hacer para que lo entiendan. Alguien me pasó un quot que me rayó un poco que decía: si yo hago unos mahones en el 2020 y no se venden y en el 2021 alguien lo hace y se venden fallé yo por no leer lo que la gente quería. Es un poco diferente, quizá con la moda tu sí que tienes que buscar lo que le gusta a la gente, uno puede hacer un balance entre lo que uno quiere y lo que la gente quiere. Pero en la música quizá he sido muy ciego. Si quería hacer algo, aunque me dijeran que me iba a ir mejor haciendo otra cosa, me centraba en lo que quería hacer en ese momento  

“En la música quizá he sido muy ciego. Si quería hacer algo, aunque me dijeran que me iba a ir mejor haciendo otra cosa, me centraba en lo que quería hacer en ese momento”

De entre todos los artistas que le inspiran Alvarito destaca a Kanye, al que hace algún guiño en su disco, como la escena del videoclip de ‘Brilloteo’ en la que rememora algunos de los fotogramas de ‘Bound 2’“Es mi artista all around. Lo empecé a escuchar desde su primer proyecto y me trae muchos recuerdos. Siempre escucharé los dos primeros álbumes de Kanye y me acordaré de cuando llegaba todos los días de la escuela a tratar de hacer ritmos, tratar de escribir canciones. Cuando yo estaba estudiando no había YouTube, no estaba muy desarrollado YouTube, yo tenía VHS y recuerdo grabar de MTV y de VH1 todas sus entrevistas y llegar a mi casa de la escuela todos los días a verlo. Quería entender cuál era el proceso de escribir una canción, todo el amor que él le daba a la música. Yo creo que todo eso ahora se refleja en mi música, no hago las cosas por hacerlas, yo trataba de ser como lo que veía en esas entrevistas, esos making de álbums, trataba de ser así, emularlo pero a mí manera, sin ser una copia. Es una de las razones por la que hago lo del merch, trabajo muchas cosas que meto en los videos porque él lo hacía, y si él lo hacía yo quería hacerlo también porque lo estaba haciendo el mejor. Es mi favorito, por eso cojo muchos de los conceptos suyos. Ahora en su vida personal, que muchas veces hace cosas bien locas, nada que ver con él, y no lo juzgo, pero trato de enfocarme solo en su imagen en el arte”  

Pese a que ‘Feliciliandia’ acaba de convertirse en una realidad el artista no puede dejar de pensar en crear, motivo por el que su mente anda dando ya vueltas a un próximo proyecto que será, como nos tiene acostumbrados, diferente al que nos acaba de ofrecer. Y quién sabe si el destino le concederá en breve ese deseo de visitar España, un país que tiene bien presente siempre gracias a su madre, fanática de la cultura española, y a algunos de los artistas a los que más admira, como Rosalía o C Tangana. “Me gusta toda la escena de España. Mis artistas favoritos ever son Rosalia y C Tangana, son mis top, es como algo personal, peleo por ellos. Si no se ganan los premios me dan ganas de treparme a la tarima como Kanye. Seguramente sea ese el motivo por el que, ante de la pregunta de si C Tangana debería llevarse este año el Grammy a Mejor Álbum del Año por ‘El Madrileño’, categoría a la que está nominado, Álvaro Díaz responde de manera contundente. “Él sabe lo que le dije, me voy a meter en problemas porque tengo otros amigos nominados pero si no se lo dan yo me voy a trepar a la tarima. Y cualquiera que este compitiendo contra C. Tangana y pierda no debería ni sentirse mal porque lo que él y Alizz hicieron junto a todo su equipo en España fue mágico  

Ojalá C Tangana se lleve el premio por el reconocimiento que supone para todo un género, a pesar de que sería un momentazo ver a Álvaro subir a la tarima para emular una vez más a su artista favorito. En cualquier caso nosotros, como le ocurre a Álvaro Diaz, apostamos siempre por que gane la música por encima del espectáculo. Calidad y respeto por encima de todo. Y conociendo a Alvarito esas son cosas que seguirán formando parte siempre de su modus operandi.