“Flowesía” – Shotta

581
Música /

Todo el mundo se sorprendió el día que Shotta lanzó el tracklist de su nuevo trabajo ante la variedad de colaboraciones que ofrecía el disco. Algunas, tal vez, jamás pensábamos que se producirían, pero hay que aplaudir el resultado obtenido. Eliminar el sectarismo que caracteriza al rap español y que lo cierra desde dentro, se hace a estas alturas imprescindible. No hay mejor ejemplo de unidad como el que vemos en “Flowesía”.

Del grueso de las producciones se encarga Baguira, pero se cuenta con nueve productores, incluyendo al sevillano anteriormente mencionado. Allrounda y Dj Rune, con cuatro y tres producciones respectivamente, y Surce Beats, Niggaswing, Heavy Roots, Brainiac Beats y Hueco, completan el plantel con una producción cada uno. Pese a esta gran pluralidad, la integridad e idea original del disco se mantiene intacta en todo momento.

Dicho esto, vayamos con el análisis del último trabajo en solitario de Shotta.

1.- Flowesía. Track que abre el disco. En él se realiza un repaso a todo por lo que merece la pena vivir. Para no ver lo malo y que esto no repercuta en lo que escribes, es necesario pararlo todo, congelar la realidad aunque solo sea por unos segundos. Shotta lo consigue y logra arrancar desde un punto de vista optimista. En todo momento desprende esa ilusión e inocencia que de alguna forma te da el ver la vida con los ojos de un niño, como dice al principio del tema “Yo de mayor quiero ser pequeño”. Es un error tener prisa por ser adulto, la vida son etapas y todo llega. Es el síndrome de Peter Pan, el no querer crecer, el echar la vista atrás y llegar a la conclusión de que aquello era mejor, valorábamos hasta lo más ínfimo y no teníamos grandes preocupaciones por las que comernos la cabeza. El tema invita a volver atrás y a traer de vuelta esas sensaciones tan agradables.

“Viva la risa exenta de preocupaciones, volver a volver a ser chavales sin depresiones, sin más presiones”.

2.- Son Flows. Este tema fue el tema escogido para ser lanzado como primer single. Crítica, ironía y realidad se unen en este track. Es una presentación del estilo que caracteriza a Shotta desde sus comienzos. La primera mitad del track es más personal, relata diferentes hechos que ha vivido con el rap como protagonista, la otra mitad, que abarca el segundo y tercer verso, es más visceral y directa.

Los dos primeros temas sirven como muestra de las dos personalidades que veremos del artista sevillano durante “Flowesía”. Veremos tanto “la sonrisa de un niño jugando en la calle descalzo” como “¿Has probado tu propia mierda y sabe bien? Son experiencias nuevas, como votar al PP”.

3.- No tienen precio (con Nach) Es un tema con una temática definida, de alguna manera es una crítica al materialismo, Shotta y Nach enuncian cosas que no se pueden comprar con dinero, pero que en ocasiones si se ha hecho o intentado. “Dicen que todo tiene un precio…”. Durante el tema, desprecian la mentira, la fama sin mérito, el dinero, la traición, y valoran y ensalzan la libertad, lo espiritual frente a lo inmaterial, lo profundo frente a lo plano, lo permanente a lo fugaz…

En ocasiones, cuando los temas se encierran dentro de una temática, el artista no puede salirse de lo marcado y de algún modo no se puede ver el estilo característico de cada uno, ya que lo expresado tiende a parecerse mucho. Para mí, este es uno de esos temas.

Haciendo una breve mención al artista alicantino Nach, que recientemente ha sacado un disco novedoso, donde se atreve con el “Slam”, decir que es una oportunidad para aquellos fans del autor al que no les haya terminado de convencer “Los viajes inmóviles”. Aquí lo escucharán como siempre, fuera de esta nueva faceta en la que se ha aventurado.

4.- Solo si tú quieres. “Supongo que ahora debo decirle lo que he aprendido. Mi conclusión. Pues mi conclusión es que el odio es un lastre, la vida es demasiado corta para estar siempre cabreado. No merece la pena” Con esta frase extraída de la película American History X comienza este tema. Esto nos anuncia que lo que tiene que decir a continuación Shotta es la conclusión personal que ha sacado a lo largo de los años, y esta no es otra que aprender a valorar lo realmente importante y saber gestionar la preocupación hacia las cosas que verdaderamente merecen la pena. Este track se asemeja mucho a “Voy a…”, que aparecía en “Héroe”, y esto no es casualidad, porque para parte del estribillo se ha cogido una frase que dice en este:  “Si el futuro está en tu mano decide tu desenlace”. Se podría entender como una continuación, una segunda parte.

Quizás nadie cambie escuchando esta canción, al final es solo eso, una simple canción, además, hay que tener en cuenta muchos pequeños detalles que afectan a cada persona de manera diferente, pero tiene algo que puede hacer pensar y lograr llegar a una conclusión, da igual si definitiva o parcial, al menos intentar replantearse cosas.

“Cuando la vida te enseña que es lo importante, lo que ayer te parecían problemas hoy son tonterías gigantes”.

5.- Hardcore (con Mad Division y Duo Kie) El tema es una continua sucesión de acciones que catalogan como hardcore. El ritmo es rápido y potente, y el estribillo realizado por Mad Division hace que no se pierda en ningún momento esta sensación, aún con esto, no es de mis temas preferidos. Nerviozzo suelta algunas líneas ingeniosas, al igual que Locus para cerrar el track, pero ni uno ni otro termina de convencerme, la evolución que han experimentado ambos con el paso de las años ha sido muy débil, de ahí que pueda dar la sensación de que, escuchada una de sus canciones, hayas escuchado todas.

Si me tuviera que quedar con alguna parte lo haría con la de Shotta, considero que es la que ofrece mayor variedad, ya que el andaluz mete mucha crítica política y social, tanto internacional, “Hugo Chavez con un cáncer estadounidense, treinta mil civiles muertos, Primavera Árabe”, como nacional, “España consumiendo casi más que nadie por la tocha, por culpa José Mari Aznar, bombas en Atocha. Ponme delante a Paco Marhuenda de pie, y le disparo en el estómago después de comer”.

En general, es un tema que cumple en un primer momento con su función, pero que luego con las escuchas posteriores pierde toda su gracia.

6.- No voy a cambiar (con Endikah y Waor) Tema completísimo. Se tocan todos los palos y  se varían de una manera muy acertada. Aunque el estribillo puede parecer largo, la función que tiene es oxigenar las partes que hay entre los versos de cada uno. Esto se traduce en orden y eso favorece, ya que están los versos están más marcados.

“No voy a cambiar” enumera todas aquellas acciones que los definen y los hacen ser como son. No se avergüenzan de ellas, al contrario, saben que forman parte de su personalidad y que sin ellas no serían ellos mismos. Ya lo dice Waor, “Acabaré to´ tatuado y en prisión como el Scofield, y ellos rapeando como Ana Botella en spanglish” y Shotta “Debería estar en la tumba, pero el karma me quiere. Cada vez me creo más eso de, mala hierba nunca muere”.

Endikah sobresale por encima del resto, demuestra una gran versatilidad y skills. Juega con el tempo y en vez de acoplarse al ritmo, hace que éste haga lo propio con él.

“Soy el que bebe y no cambia sus formas aunque ya me busquen los polis de Sol. Como Amy, como Morris o Hendrix, yo soy el Endik, ¡eh! Los cuatro vivimos del puto alcohol”.

7.- Hipocresía (con Nega y Mainbrain) Como el título indica, el tema critica la hipocresía de la sociedad, la doble cara y la poca transparencia que la caracteriza desde arriba hasta abajo, sin excepción.

Shotta sabe que es una colaboración que llama la atención, por eso empieza el tema con un “¡Sorpresa!” y seguidamente se presentan diciendo el nombre del otro. En cuanto a Nega, aunque no comparto muchos aspectos de su ideología, y en temas como estos es habitual caer en populismos, en este caso creo que no se da en absoluto, todos somos conscientes y nos identificamos de algún modo con los denuncias que hacen, como dice Nega, son “Verdades como templos en cuatro minutos”.

No había escuchado nunca a Mainbrain,  el death metal no es algo que se pueda encontrar habitualmente en mi reproductor, sin embargo, la conjunción de este estilo de música con las barras de Shotta y Nega no me desagrada del todo. Empasta bien y armoniza con la idea que persigue el tema. Aún así, el estribillo no me gusta, pero puede deberse a mi poca familiarización con este género, al que quizás no llegue a entender en su totalidad.

8.- Aquí mando yo (con El Niño Snake) Estamos ante la mejor versión de Shotta en “Flowesía”, con diferencia. Sobre todo del minuto 1:14 en adelante. “Jesucristo no me quita el drama. Un tiro en la boca a esa dama llamada fama”.

El tema tiene un mensaje claro para aquellos que critican y se interponen en el camino de ambos. El track empieza con el lloro de alguien, y seguidamente Shotta entra al beat con una gran fuerza y decisión. Imagino que lo que querían transmitir aquí es el contraste de cómo la gente cree que les afectan los problemas, de ahí la parte inicial, y como les afectan realmente, de ahí la violencia en las letras que evidencian el sevillano y el malagueño.

La estructura del tema no es la habitual. Lo que normalmente encontraríamos en un tema con colaboración es la repartición de las barras de cada uno en cuatro partes, dos para cada uno. Aquí se opta por dividirla solamente en dos, concretamente la primera para Shotta y la segunda para El Niño Snake. Las ventajas de esta elección es que podemos disfrutar de un rapeo extenso sin que se corte por exigencias del “guión”, aquí el artista puede abrir y cerrar su verso con total libertad, sin tratar de encontrar una manera de acoplarse con el que le precede o sucede. Para separar ambas partes se utilizan varias frases de artistas norteamericanos entre los que he podido diferenciar a Big L y su “My guns go BOOM BOOM, and yo´ guns go pow-pow”, perteneciente al tema “Put it on”.

9.- Magia. El tema combina frases profundas y frases explícitas que tienen objetivos claros y van directos a por ellos, aunque es cierto que predominan las primeras. “Si me estás escuchando no estás solo, si crees que todo es una mierda es que te has vuelto loco. Mañana será otro día, así que ordena tu cabeza y piensa que a veces cuesta”.

La primera frase de Shotta es “Yo mataría a Juan Magán a pedradas, y luego me iría a cenar. La música es sagrada, amor y pura voluntad”. Como se puede ver, el artista andaluz deja clara su posición frente a la música comercial, él tiene otro concepto de música que no se parece en absoluto al que hacen artistas como el mencionado. El rap es un estilo musical muy artesanal, exige mucho del artista y el proceso que lleva la creación de una canción es muy personal e íntimo, de ahí que le aplique el adjetivo de sagrado. Por lo tanto, es normal que, sintiendo y pensando todo esto, se exprese con la dureza con la que lo hace. Es cierto que se puede decir con un lenguaje más formal y educado, pero si esto fuera así no estaríamos hablando de Shotta, además, él es consciente de esto y más adelante responde: “Se escandalizan cuando rappers insultamos, pero no cuando el Gobierno toma medidas contra el ciudadano”.

10.- One love (con Mala Rodríguez) Shotta ofrece su lado más romántico. Dedica el tema al amor y especialmente a la persona que quiere. La melódica y dulce voz de Mala Rodríguez se convierte en el aliado perfecto para el estribillo.

El artista andaluz es consciente de que el amor de alguna forma te ata, como dice “estar enamorado es una forma de esclavitud”, pero en ningún momento se aprecia o se enuncia alguna otra connotación parecida que pueda entenderse como negativa a lo largo del trackEl “buen rollo” que ha transmitido Shotta al conjunto del trabajo tenía que tener su parte romántica. Saca lo mejor de cada sentimiento, templanza, seguridad, estabilidad, confianza y libertad son algunos de los adjetivos que plasma el autor en el tema.

11.- El fuertecito. Vale, tiene sus momentos ingeniosos, pero para una vez y rápido. Me recuerda al track de “Héroe” en el que colabora Gordo Master, “Gordos”. De esas veces que dices, ¿Esto es en serio?. Está bien, hace una crítica a la sociedad, juzga esos cánones de belleza establecidos que discriminan a las personas por su aspecto exterior, por su físico, y hacen que otras adopten modelos a seguir poco recomendados, pero sigue sin parecerme razón suficiente para hacerlo.

Igual otro que no hubiese tenido el estilo de Shotta lo hubiese hecho con menos gracia, pero aún así creo que podríamos haber pasado sin problemas sin este tema.

12.- Estás aquí (con Suite Soprano) Una de las muchas colaboraciones que llaman la atención del disco, aunque hay que recordar el inédito “Celebrando el título”, en el que junto a Charly Efe, colaboran Shotta y Sule B.

Si ya de por sí tengo ganas del nuevo disco de Suite Soprano, escuchar las partes  que se marcan en este tema hace que el hype aumente considerablemente. Juancho Marqués abre el tema con un “Somos predeciblemente irracionales, todas esas cargas en la espalda. Darte cuenta de que estás tocando fondo, pedir ayuda o rendirte del todo”. Su verso es profundo y es necesario pararse a intentar entender cada frase, no se puede acaparar todo con la primera escucha, es prácticamente imposible.

De igual manera, es necesario escuchar varias veces la parte de Sule B para pillar todas las referencias que lanza. He contabilizado hasta un total de diez: Fidias, Grace Kelly, Rainiero de Mónaco, Paolo Passolini, Annibale Carracci, San Pedro, Antonio Machín, “Lolita” de Stanley Kubrick, y Yoko Ono. . Es un verdadero placer escucharlo. Es como elevar a la máxima potencia “Espérame”. Son las barras con más calidad que he escuchado en mucho tiempo.

“Me siento Fidias en el Partenón, tu cuerpo es mi templo de pasión. Los sueños de la gente del montón no son los míos. Ya tengo a Grace Kelly, me falta la mansión”

Ante esto, es normal que la parte de Shotta quede un poco en la sombra, dicho esto sin menospreciarla en absoluto.

13.- Ojos de loba (con Natos) El tema que tratan es el desamor, exactamente cuando la relación se ha terminado y estás en ese momento en el que lo ves todo con más frialdad, desde la distancia, cuando esos “ojos de loba” que enamoraron quedan atrás. El daño y el sufrimiento sigue y está presente, pero no se descarta una vuelta, los sentimientos están muy presentes. Hay una lucha entre el “eres tan perra que mi corazón te ve y sale corriendo” y el “y claro que quiero money pero más a ti, no tienes nada de lumi, tu saliva, mi elixir”.

Es casi una obligación dedicarle unas líneas a Natos. En “Caja Negra” pudimos disfrutar de ese gran salto de calidad que ha experimentado, apreciamos esa evolución en las letras, las cuales, sin dejar de abordar las mismas temáticas, se nos muestran más vivas, frescas e ingeniosas. Su trozo aquí es una evidencia más de esto. No hay mejor muestra que el inicio: “Just wanna be rich, only I can judge me, me río de esas bitches mientras cuento el cheese, nah mean! Todas las semanas un centro de putos yonkis, I wanna give off that fucking shit”.  Otro ejemplo es la frase “historia de amor loco como Josef Fritzl”, encontramos una referencia dolorosa y demasiado explícita, va tan directo y sin adornos que nos duele y deja conmocionados unos segundos.

14.- Hijos de puta. No deja títere con cabeza. No se guarda nada y lo suelta con su dureza y estilo explícito característico. “Que la Cifuentes pierda un ojo y Gallardón aborte por el culo”. El estribillo es también un ejemplo de esto: “Odio profundo, están hablando los ojos de un vagabundo, illuminatis dominando el mundo, banqueros especuladores y políticos corruptos. ¡Hijos de puta!”.

Quizás por la fuerza de la letra y por el tempo del beat, no es necesario que Shotta eleve el tono de voz, por lo que lo mantiene constante en todo momento, con pequeñas excepciones. No considero que para decir algo alto y claro se tenga que gritar, por tanto es una elección que hay que valorar, el que haya optado por esto antes que recurrir a lo que todo el mundo esperaría de un tema con tanta crítica. Shotta denuncia la situación política de España, la hipocresía de la sociedad, la corrupción política, la manipulación de la información y la pobreza infantil, entre otras. Ve necesario un cambio total.

“Vivir de la caridad es humillante y da pena, mira África, se trata de cambiar el sistema”.

15.- Superación (con Victor Rutty) Son numerosos los obstáculos e impedimentos que nos dificultan las cosas en la vida. A veces encontrar un motivo por el que seguir tumbando esos muros es complicado. No siempre es fácil sacar fuerzas para vencer al miedo, a la envidia, a la vergüenza, a los problemas, o en el peor de los casos, a enfermedades y despedidas, pero hay que seguir escarvando para salir de ellos. Shotta y Victor Rutty ponen su granito de arena y ofrecen su música como apoyo, como esa luz que a veces se necesita para salir de esa oscuridad que parece que no tiene fin. “Somos tu bendición, claro, lo que te falta, la fuerza del sol, estamos, en cada línea, y en cada reglón, hermano, ¿de qué se trata? De superación, ahí vamos”.

La frase “La vida es un combate y no se sabe cuando termina” anticipa el track que cierra “Flowesía”.

16.- Felicidad (con Morodo) Segundo single lanzado y primer videoclip extraído del disco. Estamos ante el Shotta más optimista y consejero. El estribillo transmite buenas vibraciones desde el principio, al igual que el beat. El toque que imprime Morodo a su música funciona de maravilla en una canción de estas características, con esta temática.

“Hay quien no es feliz con 100 millones en el banco”.  ¿Por qué quien tiene todo no es feliz? ¿Por qué quien no tiene nada si lo es? Esta frase me ha hecho reflexionar. Cada persona es un mundo, es decir, cada una de ellas tiene un motivo o varios por los que sentirse así, por lo que sacar una conclusión a través de la cual entender esto me parece imposible. Lo que uno tiene le falta al otro, y viceversa. La meta es encontrar el equilibrio. Muchas veces es el concepto de felicidad lo que está equivocado, y en ocasiones, por este error de percepción, no nos damos cuenta de que la tenemos más cerca de lo que pensamos, y por consiguiente no lo aprovechamos. Shotta sabe que la felicidad no es eterna, “intermitente” es el término que utiliza, lo que quiere decir que va y viene, lo verdaderamente importante  es saber aprovecharla cuando la disfrutemos e intentar retenerla y estirarla lo máximo posible. La locución latina “Carpe Diem” se manifiesta en todo momento. “Aprovecha tu presente, nadie es feliz para siempre”. Si el futuro es incierto, que mejor manera de no pensar en él que disfrutando el presente.

17.- Sincero. Tema corto pero intenso. Shotta nos acerca la etapa en la vida en la que se encuentra en este momento, si damos un repaso a la discografía del artista sevillano, apreciamos esa evolución, no especialmente en métricas o ritmos, que también, si no en pensamientos y actitudes ante la vida. Es un viaje hacia la madurez. “El fin de la vida no es competir a toda costa, es conseguir que tu familia de ti se sienta orgullosa”. Ya en otros temas del disco hace referencia a este crecimiento, este cambio en su música provocada por la experiencia. “Yo soy un hombre, hace años que murió el chiquillo”.

Tras la última frase de Shotta, la base continúa durante poco menos de un minuto. Esto lo entiendo como una prolongación de esa madurez, el camino aún es muy largo y tan solo está empezando a andarlo, queda mucho por recorrer y mucho por aprender.

18.- Flowetry Skit. Skit extraído del track 7 “Hello New World”, del segundo álbum “Hell Hath No Fury” de Clipse, dúo formado por los hermanos Malice y Pusha-T en 1992. El extracto concreto utilizado pertenece al primer verso de esta canción, y dice así “I found poetry, excuse me, Floetry/ “Say yes!” niggas hear the “eghck” and they know it´s me”. En la canción original aparece “Floetry” en vez de Flowetry”, como aparece en el título, ya que mencionaba a un grupo británico de R&B ya disuelto, formado por Marsha Ambrosious y Natalie Stewart. Además, seguidamente menciona “Say yes”, canción suya que pertenece su primer álbum “Floetic”, lanzado en 2002.

19.- El luchador. Último track de Flowesía. El estribillo que inicia la canción está escrito en tercera persona, y nos define al luchador perfecto, “hecho por y para la batalla”. Personalmente, los temas que narran una historia de ficción me encantan, algo que el autor tenga que imaginarlo de principio a fin, por ejemplo “Scarface”, de Kase.O. Ante este inicio, pensé que la canción iba a ir toda hacia este estilo. Lo que ocurre, es que después de este, las partes centrales están escritas en primera persona, cosa que no le quita calidad al tema, es más, te ofrece una doble vertiente muy vistosa.

Es conocido, si sigues a Shotta en redes sociales, incluso en el videoclip de “Felicidad” podemos verlo, que es un aficionado a las artes marciales mixtas. De ahí que no suenen extrañas las referencias que hace a Anderson Silva, uno de los mejores luchadores de todos los tiempos en la UFC, y Jon Jones, luchador estadounidense que, con 23 años, se convirtió en el campeón más joven de la historia de esta competición. La película “Warrior” también es mencionada. Estrenada en 2011, “Warrior” está dirigida por Gavin O´Connor y protagonizada por Tom Hardy – mencionado en el track – Joel Edgenton y Nick Nolte. La película cuenta la historia de dos hermanos distanciados que participan en un torneo de artes marciales mixtas.

El punto fuerte de este tema no es que hable de las artes marciales mixtas, es que lo que expone de ellas es extrapolable a cualquier faceta de la vida, es válido tanto para el octógono como para el día a día. “¿A qué viniste? Vine a sufrir, a sacrificarme, a darlo todo por mí, por los míos, vine hasta aquí pa´ quedarme”. Este doble uso o significado es uno de los mejores detalles que podemos encontrar en el último trabajo de Shotta.

Una vez analizado el trabajo en profundidad, se puede hablar de “Flowesía” como un híbrido entre dos de los anteriores trabajos de Shotta en solitario, “Profundo” y “La selva”. Posee características de uno y de otro, sobre todo las más importantes, las que hacen que los discos sean como son. De “La selva” extraemos ese lenguaje explícito y esa crítica directa hacia todo lo que considera necesario protestar. De su anterior disco, “Profundo”, obtenemos esa intimidad y toque personal, con esas letras reflexivas y alentadoras.

Si echamos la vista atrás, vemos que en “Héroe”, el disco conjunto con su hermano Toteking, Shotta ironizaba acerca de la evolución experimentada en “Profundo” y enviaba un mensaje a aquellos que le decían que debía volver al estilo que ofrecía en “La selva”.  La frase la podemos encontrar en el track 9 titulado “Tienen Soul”, en el que colabora Kase.O, y dice así: “Saqué La Selva y ya petaba salas, y Profundo, ¡oh, vaya! Quieren al Shotta que chillaba”.

Es, sin duda, un buen movimiento del artista sevillano, “Flowesía” es un disco versátil, donde hay momentos para “chillar” y momentos para pensar y reflexionar.