“Onorata Società” – La Bohème

272
Música /

“Escenas de la vida bohemia”

Lo que antes era un “¿La Bohème? No se, me suena su nombre y quizás haya escuchado algo suelto, pero no son un fijo en mi reproductor”, ha pasado, en un intervalo de tiempo de menos de un año, a: “¿La Bohème? Sí, claro. Hace poco escuché lo nuevo que lanzaron y me flipa. Me ha sabido a poco, así que me pondré a buscar todos sus anteriores trabajos para escucharlos detenidamente”. Evidentemente no es el caso de todas las personas, pero seguro que muchas de ellas se sienten identificadas con esta manera de ejemplificar el cambio experimentado en el público con respecto al colectivo del que hablamos. Hay grupos o artistas a los que llegamos a su música de manera ordenada, es decir, cuando alguien sigue a alguien, lo normal es que escuche o se haga con los trabajos conforme éste los presenta, desde las mixtape hasta el álbum debut. Pero también existen otros grupos a los que llegamos de otro modo a sus creaciones, concretamente de forma contraria a la expresada anteriormente y más relacionada con el segundo supuesto ficticio expresado al inicio del texto, en otras palabras, a raíz de sus últimos trabajos pasamos a los primeros y más antiguos. En mi caso, llevo siguiendo a La Bohème desde que no eran La Bohème. “Slang for dummies” fue lo primero que llegó a mis oídos, y desde ahí he quemado todo sus siguientes trabajos. Pero, como decía antes, más de uno y de dos habrán escuchado “Onorata Società” antes que “Chardonnay”. Con esto no quiero posicionarme ni criticar el modo en el que la gente haya llegado a ellos, puesto que, si es buena música, da igual como se acceda a ella, lo importante es disfrutarla cuando se tiene.

“Onorata Società” es un trabajo extenso, compuesto por un total 19 temas, con Tutto Vale y Golden Alex como los pilares que soportan el mayor peso del proyecto. El resto de integrantes del colectivo participan en el LP con un corte de duración breve para cada uno, bajo el nombre de Cut, algo parecido a lo que se llamaría skit en trabajos estadounidenses. Precisamente estos cortes fueron los que se mostraron inicialmente y de manera ordenada como adelantos acompañados de su pieza audiovisual correspondiente. En los diferentes cuts repartidos por el trabajo podemos escuchar la aportación de Morf, Putotreze, Ches, EKS y Karim, todos ellos producidos por éste último. El nivel es alto en todos ellos, pero como es habitual cuando se compara, siempre hay uno que destaca por encima del resto, y éste es, a mi parecer, Morf. Tanto el beat como la letra tienen ese espíritu violento, clásico y elegante que define y tanto asociamos a la mafia. Junto con la intro creo que son los dos temas que más siguen la idea inicial del trabajo. El “chico más triste de tu culebrón” se marca unas barras de muchos quilates. Ya lo decíamos cuando publicábamos su a capella, estamos deseando que saque su EP, porque el mono con el que nos ha dejado no se pasa de manera fácil ni rápida.

“Paseo las mejores prendas que puedo pagarme, y dejo a mi abogado que se encargue de limpiar mi nombre”

El título del disco tiene mucha más importancia de lo que a primera vista puede parecer. Lo que en un primer momento y algunos años atrás, se planteó como nombre para una escisión dentro de La Bohème liderada por Tutto Vale y Golden Alex, se ha rescatado en la actualidad con un objetivo diferente, encabezar el proyecto más ambicioso del colectivo. El término “Onorata Società” se podría traducir al castellano como “Honorable Sociedad”. Era el nombre por el que se conocía a la Camorra en Nápoles y, más tarde, fue utilizado para referirse a la mafia italonorteamericana, formada en su mayor parte por jóvenes sicilianos que emigraron a EEUU con la idea de ganarse la vida honradamente, pero que, dada la dificultad de poder llevarlo a cabo, no tardaban en ingresar en esta banda criminal. Relacionado con ésto tenemos el también famoso término “Omertá” o código de silencio, como también se conoce. Por todos es conocido la clase de acciones que llevaban a cabo este tipo de organizaciones para conseguir sus propósitos, pero si pensamos que La Bohème ha elegido este nombre por alguna de éstas, estamos muy equivocados. Absolutamente todo tiene su parte buena, y esta no es una excepción. De la “Onorata Società” se pueden extraer valores como la unión, el honor, la confianza y el respeto por instituciones como la familia y su protección, que formaban parte esencial de su vida y acataban a raja tabla, y éstas, sin lugar a dudas, han sido las razones que han llevado al colectivo a otorgarle este nombre a su nueva referencia.

Con tan solo escuchar un tema de La Bohème nos damos cuenta de la importancia en sus letras de las referencias, sobre todo en las barras de Tutto Vale. Cuando utilizo el término “referencias”, no hablo de las influencias que han tenido a la hora de decidir su evolución y trayectoria en el mundo de la música, me refiero a la cantidad de nombres y expresiones de diversa procedencia que incluyen en sus letras. Podría enumerarlas una a una, pero tan solo haré lo propio con algunas. Desde el primer tema, Tutto pisa fuerte estableciendo comparaciones con las obras de cuatro de los mejores compositores de música clásica de todos los tiempos.

“‘Patéticas’ y no hablo de Tchaikovsky, pilla mi ‘Heroica’, puro van Beethoven. La Bohème inacabada como Franz Schubert, fuimos nocturnos, más que Frédéric Chopin”

En los sucesivos temas del disco, encontramos más menciones a la música y al arte, sea cual sea el género, movimiento artístico y año de su creación, como por ejemplo el recuerdo que hace a La Lupe y su “Puro teatro”, a Lucho Gattica, al cantaor flamenco Juan Rafael Coto Santiago, más conocido como Duquende, a Pink Floyd, o a los Pixies y su “Where is my mind?”. El deporte también es protagonista, con referencias al fútbol como la que hace a Jean Pierre Papin y a Julio Salinas, e incluso al golf, como la dedicada al ya fallecido Severiano Ballesteros.

“Hoyo en uno, puro Seve Ballesteros. Los españoles no querían ser camareros, las españolas no querían cuidar a viejos, chuparon de la bolsa y se contaron sus secretos”

Quizá, ser “de pueblo”, como ellos mismos denominan a sus raíces, les ha hecho querer mirar más allá, e intentar siempre descubrir más allá de los límites que en un principio observaban como el final del camino. Justo el efecto contrario es lo que puede ocurrirle a una persona que vive en un sitio donde tiene acceso a todo lo que desee de forma cómoda y rápida. Conozco casos, entre los que me encuentro, en los que tienes todo tan a mano, que no sabes aprovecharlo y te vas de vacío. La Bohème han sabido hacerlo en su momento, y como las buenas costumbres nunca deben perderse, una vez han pisado la urbe lo han seguido manteniendo y demostrándolo con hechos.

De esto último se extrae aquello de “La Bohème no es para todo el mundo”. Es evidente, la música que hace no es para toda clase de público, sin intención de resultar repelente, diré que, a mi parecer, va dirigido a un público maduro. La media de edad del público que escucha rap en España no supera los 18 años, y ésta puede ser la razón por la cual les ha costado tanto tiempo hacerse un hueco y no recibir el reconocimiento que merecen. Sin embargo, en el caso de que nunca hubiera llegado el día en que vieran completamente recompensado su trabajo, pongo la mano en el fuego a que nunca dejarían de hacer lo que hacen y se mantendrían fieles a sus ideas, incluso con un compromiso mayor al inicial.

“Onorata Società” es una amalgama de vivencias. Lo que se vive en el momento tiene mucha importancia, significa mucho, pero al instante se queda anticuado porque nunca sentimos lo mismo dos veces. Tutto Vale y Golden Alex consiguen atrapar esos sentimientos y emociones y hacerlos eternos plasmándolos en papel y posteriormente sobre un beat. Es digno de mencionar también el buen resultado de esta unión realizada entre ambos, puesto que, aunque parecen semejantes, tienen una manera completamente diferente a la hora de fluir. Mientras que Tutto es más convencional, Golden Alex tiene un flow saltarín que sorprende en cada tema. La retroalimentación tiene lugar también a la hora de las actitudes demostradas en cada tema, Tutto Vale es la mitad reflexiva, calmada y más intimista, alejada de aquella faceta que pudimos oír allá en el 2012 junto con Sule B en “H.A.T.E”, y se ve completada con la mitad más visceral, violenta y cruda de Golden Alex, ejemplificada en temas como “Fury Days”, “Mi padre” o “Alea jacta est”.

“La vida es esa puta cara que te folla mal. Pero me dije, tú a esa puta la vas a enseñar” 

Que sí, que no nos vamos a engañar, que un poco de trap, hoes y toda esa parafernalia con billetes por los aires no está nada mal, pero que de vez en cuando llegue a nuestros oídos algo que nos active, que cree en nosotros una curiosidad por saber y buscar aquello que acabamos de oír, y logre que no nos entre por un oído y nos salga por otro, se agradece, y mucho.