“Oxymoron” – Schoolboy Q

435
Música /

Oxymoron es el tercer álbum de estudio de Schoolboy Q, y el primero bajo una compañía discográfica y en formato físico, ya que los dos anteriores fueron lanzados de manera independiente y solo vieron la luz en formato digital.

Entre las colaboraciones encontramos nombres como Kendrick Lamar, 2 Chainz, Jay Rock, Suga Free, Sza, Kurupt y Tyler, The Creator. Altísimo nivel también en el terreno de las producciones con The Alchemist, Mike Will Made It, DJ Dahi, Boi-1da y Pharrell, entre otros.

Sin lugar a dudas, nos encontramos ante el álbum más esperado de 2014, y del que más se ha hablado y especulado. En agosto de 2013, cuando el disco estaba a punto de finalizar su grabación, Mac Miller adelantaba en una entrevista que Oxymoron sería mejor que Good Kid, M.A.A.D City, el último disco de Kendrick Lamar. Declaraciones que no hicieron más que alimentar el hype, ya que lo comparaba con el que para muchos es el mejor álbum de los últimos años.

Oxymoron posee una propuesta temática perfectamente definida en todo momento. Q tenía una concepción antes de realizar el disco y la ha mantenido a lo largo de todo el trabajo sin desviarse lo más mínimo del camino meditado.

Sin más, analicemos cada uno de los tracks que componen el disco:

1.- Gangsta. El disco lo abre Joy, hija de Schoolboy Q con esta frase: “Hello… Hello? Fuck rap, my Daddy a gangsta”. Tras esto, Q derrocha skills desde la primera a la última frase, juega y hace con el ritmo lo que quiere, tiene un absoluto control sobre la instrumental. Sienta las bases de lo que va a ser Oxymoron. Avisa de su fuerte regreso con frases como: “Real niggas don´t lie homeboys, we multiply” y “I´m fucking up the streets again”.

La base cuenta con un bombo rotundo que, como hemos dicho antes, Q clava en cada frase. Las teclas de piano que oímos al fondo le otorgan ese detalle elegante que posee a pesar de su aparente simpleza.

2.- Los Awesome (feat Jay Rock) El tema no deja tiempo para el descanso. Tanto Jay Rock como Q sueltan una constante sucesión de versos saltarines que transmiten una gran energía, un “partecuellos” en toda regla. Poco antes del final dejan unos segundos para recuperarse y hacer frente al siguiente tema. Lo consiguen repitiendo parte del estribillo en un tempo más lento y bajando el tono de las voces.

Q ha comentado acerca de este tema en entrevistas:

“Los awesome is gangsta shit. It ain´t one of them melodic muthafackas like you about to fall in love. This same gang banging´shit. I needed to get that one out the way on my album. Something that the gang bangers Could identify with.”

Ahí lo tenemos, perfectamente sería extrapolable a todo el disco. Oxymoron es Gangsta rap.

Pharrell se encarga de producir uno de los beats más completos del disco.

3.- Collard greens (feat. Kendrick Lamar) Kendrick Lamar es el compañero ideal para el rapero angelino. Sus estilos se fusionan y retroalimentan constantemente, aunque las partes de cada uno están debidamente marcadas. No tiene ningún desperdicio la frase que se marca Kendrick en castellano al principio de su verso: “Hold on, bitch, this is your favourite song. Translation: Ven aquí, mami, ese culo, tu quieres coger mis huevos, si papi me desespero, chuparse puto pendejo, el pinche cabrón, let´s get it.” Si ya de por sí no tienen sentido algunas partes, tenemos que sumarle que esto que he escrito es la versión oficial, luego Kendrick chapurreando el castellano hace lo que puede. Esto es tan solo una anécdota, ya que a continuación Kendrick se adueña del ritmo, empieza fuerte, y después lo relaja, para finalmente volverlo a poner muy arriba. En cambio Schoolboy Q se muestra más lineal y apenas encontramos altibajos en sus dos versos.

Fiesta, chicas, sexo y drogas son algunos de los temas de los que hablan Q y Lamar. Frases rotundas y con carisma como: “Weed steady blowing, pass the blunt to my mumma. Runs in the family, puff-puff keep a nigga fiending.” Todo un banger.

4.- What they want (feat. 2 Chainz) Si tenemos en cuenta las declaraciones que Q había hecho respecto a Los awesome y el disco en general, trabajar con 2 Chainz es lo mejor que ha podido hacer. Por todos es conocido que al artista de Georgia tampoco le van hacer letras sin mucho sentimiento. Además, si en la intro nos suelta esto, nos hacemos una idea de lo que vamos a encontrar:

“This is shit they what you need, tell me where are you from, drop your pants to your knees. Yeah, I got the codeine.”

2 Chainz también se atreve con el castellano, aunque en menor medida que Kendrick: “Amigos say que pasa with the pesos?.” El resto es algo a lo que 2 Chainz nos tiene acostumbrados, letras no muy profundas pero con carácter.

De la producción se encarga Mike Will Made It. No se si es casualidad o no, pero hay algo en este beat que me recuerda al de “23”, probablemente tenga algo que ver con el “sello” que ponen los productores a sus trabajos. No soy experto en estos términos, por lo que tampoco puedo sacar una conclusión clara. Aún así, es de los beats que más me gustan de Oxymoron.

5.- Hover street. El beat parece que nunca va a terminar de arrancar, da la sensación de que tan solo se ha realizado el principio de la base y este se repite constantemente. Cuando finalmente arranca, parece que nos presenta algo mucho menos elaborado, pero es solo una impresión, esconde detalles realmente buenos detrás de los sonidos más fuertes. Pese a esto, después del cambio y del mantenimiento de este hasta el final, se nos hace algo largo y monótono. El segundo ritmo está por debajo del primero, nos malacostumbra y este último nos sabe a poco.

Hover street cuenta con otro estribillo pegadizo y energético, pero me quedo con una frase, porque consigue mostrarnos imágenes como esta: “Gangbanging is a ritual and grandma would help. She should´ve never left her gun on the shelf.”

6.- Studio (feat. BJ The Chicago Kid) Es un tema de transición, lo incluiría más como interludio que como tema, esto no significa que lo infravalore. Si no fuera por la escasa aparición de Q, seguramente lo habría incluido en el tracklist como tal.

Tema dulce que logra un contraste muy bueno con el ritmo que marca el beat. Venimos de Hover Street, un track movido y vamos a Prescription/Oxymoron, que como veremos a continuación, tiene una primera mitad muy pausada. Se produce por tanto una bajada controlada del ritmo y no acusada, que es lo que se pretendía evitar.

7.- Prescription/Oxymoron. El track más largo de los que componen Oxymoron, seguido muy de cerca por Hover street. La base divide el tema en dos partes muy diferenciadas. La primera, como indica en el título, tiene el nombre de Prescription y posee un beat lento y calmado, que va estupendamente con el tema del que habla Q. Este nos habla de adicciones a drogas, en especial a medicamentos que son usados como estupefacientes. Al principio menciona varios como la codeína, el Adderall, el Xanax y el Percolet.

“Prescription drugs, show me love. Percocets, adderall. Xanny bars, get codeine involved.”

Schoolboy Q tuvo una adicción hace algún tiempo al lean, nombre por el que se conoce a la droga cuyo ingrediente principal es la codeína, pero consiguió salir de ella. Desgraciadamente, Q ha declarado que vuelve a estar enganchado y que lo dejará tras finalizar el tour que acompaña  a Oxymoron. Pese a esto, la primera parte es muy sentida y se convierte en una especie de purga, parece como si nos hablara su conciencia, relatando absolutamente todo lo que piensa y siente. Joy, la hija de Q, vuelve a aparecer, esta vez en el estribillo, con una frase que nos deja helados: “What´s wrong, daddy? Wake up! Wake up!.” En el final de esta primera parte también aparece: “What´s wrong? You tired? You mad? Okay, I love you, daddy.” Muestra de inocencia, no entiende lo que pasa pero le sigue demostrando su amor. Desgarrador.

En la segunda parte vuelve la fuerza y rabia que habíamos visto en anteriores tracks. El beat también cambia y se acelera, otorgando ese estilo trap que ya nos había demostrado en What they want, La explicación a esta parte la encontramos en la aclaración que da Q acerca del título de su álbum, comenta que su hija es muy importante para él y que ha estado comportándose mal para hacerlo de una mejor forma con ella. Oxymoron es un puno y aparte, es su nueva vida. De ahí que en el estribillo se oiga: “I just stopped selling crack today.”

8.- The Purge (feat. Tyler, The Creator & Kurupt) Tyler, The Creator se encarga de la producción y de los estribillos, mientras que Kurupt se ocupa de cerrar el tema con un verso.

Quizás echemos de menos un poco más de Tyler, ya que además no es un artista al que se le llame para hacer estribillos, como es el caso de Future por ejemplo. Lo que quiero decir, es que si con 2 Chainz  en What they want se hubiera dado este caso, nadie se extrañaría, pero aquí si. Es más, si tenemos en cuenta que la producción corre a cargo de él, podemos decir casi con toda seguridad que fluiría estupendamente.

El verso final de Kurupt baja el ritmo, más aún al inicio, ya que venimos de una sacudida despiadada de Schoolboy Q, a lo largo del mismo consigue subirlo, aunque nunca hasta el punto anterior. Se despide con:

“Me, Tyler and Schoolboy , we told them.”

9.- Blind Threats (feat. Raekwon) Nuevo estribillo pegadizo y nuevo beat muy completo.

Comienza tímidamente pero progresivamente va cogiendo forma y teniendo una fuerza mayor. Pese a su ritmo movido y alegre, lo cierto es que es un tema con unas letras muy profundas y reflexivas. Critican varios aspectos de la sociedad en general y de la religión en particular, en ocasiones parece que incluso se revelara contra Dios. Veamos y comentemos algunas frases: “Uh, kneeling down with some questions to adress like. Why the ones who commit the worst sins live the best?.”  Q critica en este fragmento el porqué no reciben castigo las personas que cometen malos actos y porqué viven mejor que aquellos que no incurren en delitos ni faltas. “I know I only come around when it´s Easier, Funerals, Thanksgiving, Christmas time. When I´m in jail or when my card declined.” En esta ocasión, Q se sincera y admite que solo recurre a Dios en las fechas en las que es costumbre hacerlo o en situaciones límite, cuando tiene problemas.

Una frase que sirve de estribillo separa los versos de Raekwon y Q, también está escrita con un sentimiento de rabia y de abandono. Si Dios no le ayuda y le marca el camino, el mismo lo hará, cueste lo que le cueste.

“But if God won´t help me, this gun will. I swear I´m going´ find my way.”

Raekwon cierra el tema con el último verso, en el que no encontramos tanta crítica como en los dos anteriores de Schoolboy Q.

10.- Hell of a night. DJ Dahi se marca un pedazo de producción. Acertadísima esa combinación de detalles toscos del trap con un sampleo tan delicado. Es arriesgado pero cumple con nota alta.

“When the sun falls, then the moon lights, might be a hell of a night”. Noche y fiesta, en eso pensaba Q cuando escribía Hell of a night. Dando especial importancia a lo misterioso de la noche, a lo que nos aguarda cada una de ellas y a las sensaciones y la energía que se experimenta en todo momento. En cuanto a conjunción de beat y temática me parece el track más conseguido, habla de la noche y de la intriga que nos supone no saber lo que nos depara, y el sampleo nos transmite ese sigilo y ocultación. Consigue que nos sumerjamos de lleno en el track.

“Porsche Panamera, uh yeah, four doors. Pedal to the floor, ain´t that what´s it´s made for?.”

11.- Break the bank. Con los primeros compases creemos que va a tratarse de un tema con un tempo lento, pero Schoolboy Q sale rápido a convencernos con su dureza y flow saltarín de que será todo lo contrario.

Es un tema sincero, Q explica y confiesa sentimientos presentes y pasados, ya que pertenecen tanto a su vida antes de rapear como a cuando comenzó a ser conocido.

“Thank God that I´m straight, no wonder my mom prayed”.

Pero no hay que olvidarse que el tema central del tema es la vuelta al juego de Q, quiere arrasar con todo, como dice en el estribillo, quiere hacer saltar la banca. “Hustle for my meal, grindin´ for my deal.”

Como curiosidad, mencionar el diss que Q lanza a Kendrick Lamar: “Tell Kendrick move from the throne, I came for it. I hope this fucking´it arrange for it, cause Goddamn!.” Hay que tener en cuenta que ahora los dos son compañeros en Top Dawg Entertainment y que Kendrick colabora en este disco, por lo tanto tiene pinta de que sea una breve respuesta al controvertido tema Control.

12.- Man of the year. Toda una declaración de intenciones que bien podría haber sustituido a Gangsta y haber abierto el disco. Transmite una energía increíble.

“Bruh, I see girls everywhere. Titty, ass, hands in the air, it´s a party over here. Shake it for he man of the year, uh, man of the year, man of the… Bounce!.”

El título del disco indica un alto grado de ego, y así lo es, pero no desde el punto de vista de criticar a otros y colocarse en el primer puesto pasando por encima de los demás, Q lo concibe como una fiesta, su vuelta es algo que quiere que disfrutemos, y sin duda nos lo pone fácil con bangers como este.

Siguiendo la tónica general de  estribillos pegadizos y energéticos, enfocado a conciertos sobre todo, Q divide sus intervenciones en dos bloques, una al principio y otra al final, mientras que en el medio se encuentra la parte importante, los mencionados estribillos.

13.- His & Her Friend (feat. Sza) Al igual que pasaba con Studio, me atrevería a catalogarlo como skit o interludio antes que como un tema más. Como ocurría también, Q tiene menos participación y se le da una importancia muy grande al estribillo, que ocupa más del 60% de los tres minutos que dura His & Her Friend. Aunque Studio ya incluía matices melódicos en Oxymoron, quizás este tema tenga un mayor nivel, y como Q tampoco muestra su lado más visceral no podemos sacar conclusiones de cómo sería el resultado de la mezcla entre estos dos estilos, el ritmo fuerte y abusón que imprime Q y la voz tan amable y cercana al soul de Sza.

His & Her Friend esta situado en el tracklist nada más y nada menos antes que Man of the year, uno de los hits del disco. Esto hace que el ritmo se desmorone de un modo vertiginoso. Esta conclusión cae por su propio peso si analizamos mejor la jugada de Q. La canción anterior a Man of the year es Break the bank, es decir, que dos temas muy gordos anteceden a His & Her Friend. El siguiente a este es Grooveline Pt. 2, también con características parecidas, ritmo lento y pausado. Hasta que no llegamos al tema que cierra el disco no nos damos cuenta que la colocación de los temas en el tracklist ha sido en todo momento una idea premeditada. Q busca el factor sorpresa y nos advierte de que el disco se está acabando bajando el ritmo con la introducción de His & Her Friend y Grooveline Pt. 2 posteriormente. Nosotros entramos en su juego y nos lo creemos, lo que no esperamos es que tenga una bala en la recámara, ese as en la manga es Fuck LA y se despide como comenzó, con gran potencia y energía.

14.- Grooveline, Pt. 2 (Suga Free) Beat clásico que desprende elegancia. Pese a su ritmo no nos podemos dejar llevar y tenemos que prestar atención a los versos que tiene este tema. Es gangsta rap en todos los aspectos, suena a clásico. Letras superficiales que no desentonan con la temática general del disco. Tanto Q como Suga Free sueltan una retahíla de frases dedicadas a las mujeres, mencionadas en la mayoría de las canciones, aunque no de un modo afable. “Condoms in hoes´ purses with baby wipes for they coochie” o “Keep an eye on bottom bitch too. Cause that bitch´ll run a ho or two off, mane” son algunos ejemplos.

Este track tiene en su título “Pt. 2”, y eso es porque hay una primera parte. Se podía escuchar en Habits & Contradictions, segundo álbum de Q, lanzado en 2012 y en el que colaboraba Curren$y y Dom Kennedy. Poseía un beat mucho más lento y aletargado que este. Si se hubiera incluido en Oxymoron un ritmo así, seguramente habría roto la dinámica y linealidad del trabajo.

15.- Fuck LA. Nos despedimos con el ritmo más cercano al trap que podemos ver en el disco. Quiere irse con buen sabor de boca y lo consigue fluyendo sobre un beat en el que se siente como pez en el agua.  La estructura de los versos viene establecida por el ritmo, que exige una pausa cada cierto tiempo para clavar cada corte, por lo que opta opta por frases cortas, más o menos tres por línea.

“Renegade, fuck what rappers say, bitch, I am LA.”

En la segunda intervención que realiza, Q dedica dos frases a Biggie y a 2Pac, demuestra la admiración hacia este último: “I keep a Glock or get razor sharp, bitch, get left with Pac”, mientras que con Notorious establece una comparación que recuerda a su asesinato, puesto que a día de hoy se sigue desconociendo la identidad del autor de los disparos que acabaron con su vida. “My Biggie knock, he won´t know who shot, fearing down the block.”

Hoy en día cuesta más poner la etiqueta de clásico a un disco. Es necesario que los años pasen por el y lo examinen, que sea el tiempo el que decida si merece o no este título. Desde luego el último trabajo de Schoolboy Q tiene todas las papeletas para serlo.

Oxymoron dió que hablar antes de su salida, da que hablar una vez lanzado y dará que hablar con el paso de los años.  Es “Classic Gangsta shit”.