Arrestado un jugador japonés por hackear Pokémon Espada/Escudo

Modificar cartuchos no es delito, pero sí lo es lucrarse con esta práctica. Según Siliconera, informan que un jugador japonés habría ingresado más de 1.150.000 yenes, lo que vendrían a ser más o menos 9.000 euros, por la venta de shinnys de Pokémon Espada/Escudo.

Kazuki Kawamatsu, de 23 años, tenía en su poder un cartucho de la Nintendo Switch que le permitía añadir, con cualquier combinación de parámetros, Pokémon al juego. Lejos de realizarlo exclusivamente para uso propio, ofrecía sus servicios en una web de venta japonesa en la que llegó a vender cada Pokémon a unos 4 euros. Esto como regla general, porque dependiendo del Pokémon podía ser una cantidad mucho mayor. 34 euros llegó a desembolsar un comprador por un Sobble modificado el pasado mes de abril.

Este comportamiento entra en conflicto con la legislación japonesa, concretamente con la Ley de Prevención de Competencia Desleal. Hasta el momento no había tenido lugar ninguna detención por un comportamiento semejante en toda la historia del país nipón. Por eso, se trata de una noticia que se ha hecho viral llegando incluso a tener cobertura mediática en los informativos japoneses.