Ausias y TOT studio: Diseño, Alquimia y Divertimento

Días antes del lanzamiento de Motomami’ de Rosalía, las calles de Madrid se llenaban de posters que hacían referencia a los singles más llamativos de la artista mundial. Una cartelería con espacio para “Candy”, “Como un G” o ‘La Fama”. Sin saber de primeras que trataban de decirnos aquellos carteles, sin ninguna pista explícita a la imagen de Rosalía y teniendo en común solamente un número de teléfono, averiguamos quién era culpable de este movimiento.

Detrás, aparte de Rosalía, estaba uno de los referentes absolutos del diseño gráfico, con largo recorrido dentro del panorama nacional e internacional. Hablamos con Ausias Pérez, su creador, sobre esta última acción, las tendencias actuales y la renovación constante a la que se expone el mundo del diseño gráfico.

Fleek: ¿Por qué habéis elegido desvincular totalmente la imagen de Rosalía y elegir diseños mucho más neutros e impersonales?

Ausias: “La idea era generar unas imágenes que pasaran desapercibidas, un juego críptico donde el espectador desentrañara ese “secreto” al llamar al número de teléfono y descubrir el single de “Motomami”. Por eso hemos creado unos pósters inspirados en los pósters más comunes que puedes encontrar por la calle: compro oro, fast food…”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Ausias Pérez (@ausias)

 

Bad Gyal, Rosalia, Dano o Aron son perfiles distintos pero cercanos. Al haber trabajado con todos ellos, ¿Sentís que algunos roles que anteriormente eran secundarios están empezando a igualarse a nivel de importancia? Como por ejemplo los productores, filmmakers o en este caso diseñadores gráficos.

“Aunque siempre han habido diseñadores que han acompañado a los músicos a lo largo de la historia contemporánea, actualmente en el sector de la música urbana, que es el que solemos trabajar, si que hay más relevancia en perfiles como el nuestro ya que también hay detrás una responsabilidad en cuanto a ventas debido al crecimiento exponencial que ha tenido el género”.

 

Tenéis trabajos en conjunto con otros  grandes creativos de diversas disciplinas como puede ser Ignasi o Los Javis. ¿Cómo veis el ecosistema creativo actual de España? ¿Sentís que ha habido un rebrote de creatividad en la cultura de España o sigue siendo algo más marginal?

“Creo que como a muchos países, la globalización y la democratización de la información, nos ha ayudado a que gente con mucho talento salga a relucir, siempre lo ha habido, pero quizás no había tantas oportunidades de brillar a nivel internacional, ahora es mucho más fácil que antes. España tiene creadores de prestigio internacional desde hace siglos, lo que pasa es que ahora estamos aprendiendo a valorarlos”.

Antes los artistas tenían una identidad que tendía a aguantar más en el tiempo, aunque es obvio que dicha tendencia parece desaparecer, ¿Sentís que ahora todo es menos identitario, de consumo rápido y que debe impactar al segundo para evitar perder la importancia del momento?

“En mi humilde opinión, los logos para bandas, funcionaban cuando el merchandising era un pilar fundamental de su comunicación, porque esa consistencia gráfica ayudaba a que fueran reconocibles y que tuvieran una identidad más allá de su música. A día de hoy creo que no existe esa necesidad, puede haber una identidad de un álbum o una gira, pero no creo que una banda/artista pueda tener un logo que dure tanto como antes”.

 

El diseño y la dirección creativa viven ahora una etapa muy de vanguardia. ¿Cómo es para vosotros esa lucha por diferenciaros cuando hay tanto maremágnum creativo? ¿Cuál es vuestro punto de partida a la hora de crear un nuevo concepto?

“Creo que el diseño vive constantemente buscando esa vanguardia que mencionas, es una parte intrínseca al mindset de la profesión, explorar nuevos caminos, descubrir e investigar. En nuestro caso, nuestra motivación no es ser diferentes a los demás, es divertirnos, buscar lugares que todavía no existen, rescatar imágenes de la vida cotidiana y transformarlas en algo nuevo. De alguna forma es un proceso alquímico donde sampleamos inputs del mundo que nos rodea o de nuestra memorabilia, y los enseñamos a los demás dándole valor como la joya oculta que significa para nosotros. De ahí viene el nombre de mi estudio: T.O.T, inspirado por el dios egipcio THOT, primer alquimista de la historia, transformado en un acrónimo que tiene múltiples significados: Transform One Thing, The Original Treasures,..”.

Redacción: Daniel Pedroso