Una zapatilla de baloncesto a la que no le hace falta mucha más salsa.

Juego ambivalente de iconos sobre las dos marcas.

Uno de los diseños más arriesgados que ha pasado por la cabeza de Ye.

Una joya artesanal capaz de unir Oriente y Occidente en una sola zapatilla.

Confeccionado con un 30% de algodón reciclado y un 70% de algodón virgen.

Acabados premium y cortes sutiles que lo cambian todo.

Cuatro cápsulas inspiradas por la vida de barrio.

Una iniciativa que se suma al programa sostenible 'Make it Possible' de Tommy Hilfiger.

Referencias espaciales dentro del imaginario de la marca nipona.

El imaginario de Los Simpsons continúa siendo trabajado por adidas con gran originalidad.