En malas calles, como Scorsese

512
Música /

Dos de los colectivos con más éxito de la escena madrileña compartían escenario, y eso era algo que pocos se quisieron perder. Ante una sala Charada abarrotada, Corredores de Bloque y Agorazein se disponían a hacer disfrutar a un público ansioso de escuchar sus bangers.

Con la demora de rigor, Corredores de Bloque fueron los encargados de abrir la noche. tras un breve tema completamente en solitario de Markés, D. Gómez se adueñó del micro para lanzarse “Dinero ahí fuera”, perteneciente a su mixtape “3 sentimientos”.  El artista más prolífico del colectivo tuvo un mayor peso en el escenario que el resto de sus compañeros, y pudimos disfrutar de temas como “En el infierno de tu gloria” “Canelo” o “La familia”, con su “Nos criamos en este lado, donde toda persona con placa es odidado”.

CBCOMBO

Personalmente, tenía ganas de ver a D. Gómez en directo, y aunque no era el único protagonista de la noche, las que se soltó en solitario me dejaron un gran sabor de boca. Además, para cerrar su actuación decidieron pasar por la barbershop, así que, junto con Big Jay, se tiraron “Barbershop Cacao”, muy demandada en todo momento por el público asistente. Un final por todo lo alto.

En líneas generales, CB tuvo un directo un tanto sucio, daba la sensación de haber poco orden en el escenario. Esto no tiene nada que ver con que sonaran los temas en vez de las bases, pero si que es verdad que se perdía un poco la esencia del directo, por ejemplo, a la hora de los coros, era habitual que se escuchara el tema en vez de las voces de los demás integrantes del colectivo. La razón de esto es que, como explicaba Markés antes de comenzar el directo propiamente dicho, M. Ramírez acababa de salir del hospital y aún se encontraba convaleciente. Pese a esto, estuvo presente en todo momento en el escenario y pudimos disfrutar de él en temas como “No lo olvides”. Además, al acabar se soltó unas palabras muy reflexivas: “Nunca olvidéis de donde venís, de que familia venís. Lo primero que tenéis que hacer es querer a vuestros padres, a vuestra familia. Yo no soy más que nadie de vosotros, para nada, yo he tenido mi movida, vosotros la vuestra, cada uno tiene la suya. Pero no olvidéis de donde venís, porque lo primero que está en la vida es el respeto, luego lo demás. Primero respeto y luego lo demás”.

MARKES

Con un breve tiempo de separación, Agorazein comenzaba su actuación, el público esperaba este instante y muchos intentaban acercarse hasta el escenario para vivir con mayor intensidad el momento. “Balas perdidas” fue la elegida para romper el hielo. “Que coño es eso de que hay que esperar para el Top, let´s go roll, let´s go roll“.

AGZ 2

Todos tuvieron su momento, Jerv.agz abrió la lata con “Todo está ahí fuera”, perteneciente a su hasta ahora último trabajo en solitario, “All black”. C. Tangana, dado que es el único de los tres con disco en solitario, tuvo un mayor número de minutos para lanzarse temas de LOVE´S con Manto y Jerv.agz a los coros, como “Bésame mucho” y “Quiero”. Hicieron un repaso a toda su discografía, tocaron temas pertenecientes a todos sus trabajos, además de varios  inéditos y temas pertenecientes a colaboraciones, desde “Living Las Vegas” de “King of Red” hasta el inédito lanzado en 2013 “AGZ Siempre”, pasando por “Protocolo”, track de “Supermassive Blackholes” en el que colabora C. Tangana.

JERV

Cuando se acercaba la hora de acabar, Manto cogía el micro y avisaba de que era la última canción, y la elección estaba clara, los primeros compases de “The party is over” se oían y el público se preparaba para corearla de principio a fin. “Los chicos de las enes y las ticks en las kicks, en mis cascos siempre van O.G´s”. Pero aún quedaba una sorpresa final, ya que al acabar la canción que en un principio ponía punto final al concierto, Manto se dirigió al público y dijo: “Era broma, hay otra”. Y lo cierto es que hubo nada más y nada menos que dos más. “Wings” y “I can´t get it out” cerraron, ahora sí que sí, la actuación de Agorazein.

Agorazein tiene un directo muy elegante y limpio, mantuvieron un ritmo constante en todo momento, desde “Balas perdidas”, tema con el que abrieron el concierto, como hemos dicho antes, hasta “I can´t get it out”, con el que lo cerraron. Las canciones se sucedían una tras otra, tan solo separadas por los gritos del público al escuchar los primeros compases del siguiente tema. “AGZ es para siempre, tío”.

Ambos colectivos ofrecieron un buen show, quizás un peldaño por encima AGZ, por las razones mencionadas anteriormente, pero es cierto que fue un espectáculo, en general, bastante equilibrado. Con una hora para cada uno, ambos supieron sacarle partido a sus directos de la mejor manera posible. Además, el público tuvo en todo momento una gran respuesta, estando en constante feedback con los artistas, cosa que ellos valoraron enormemente y agradecieron en más de una ocasión.