Madrid es Soprana

247
Música /

Lugar: Sala Marco Aldany. La Bohème, H.Roto, Eleazeta y Devod Dealers dispuestos a escoltar a Suite Soprano en el fin de gira de su primer y aclamado trabajo “Nada más lejos”. Por delante, más de cuatro horas de concierto y una buena entrada que vaticinaba una magnífica noche de sábado.

Cuando la gente aún estaba llenando los últimos huecos cercanos al escenario, la milicia musical de La Bohème comenzaba a animar la fiesta, Karim, Morf, Ches, Golden Alex y Tutto Vale salían a escena como toros salvajes. Se escucharon temas de “Chardonnnay” como “Haiku” y One, The sad dealer, la canción del trabajo en solitario de Morf que da nombre al disco, además de “Luis Figo Rap”, “Motion Blur” y “Entonces qué”, para la que tuvieron el apoyo de Chicoes3 y King O. “Arrepentido de mis mierdas como Pinkman”. Se despidieron Tutto Vale y Golden Axe con “Mi padre” tema lanzado como adelanto de “Onorata Societá”, lo que será su nueva referencia, que verá la luz próximamente.

Destacaría sobremanera el nervio y la energía de Tutto Vale, no paró en ningún momento en el escenario y siempre mostraba una gran actitud, y eso, sin duda, se contagia enseguida. El porte, los semblantes y el dinamismo en el escenario no eran más que una extensión de la crudeza y dureza de sus versos. Es transparente, todos lo son, una vez visto su directo no hay lugar para la duda. Es un hecho, Madrid es chucha.

SUITE BOHEME

Tras La Bohème, H.Roto y Eleazeta se adueñaron del micro dispuestos a demostrar porque son consideradas dos de las jóvenes más talentosos del rap patrio. Combinándose a la hora de soltar temas, por la parte de H. Roto pudimos disfrutar de los inéditos “Me pregunto” y “Acelera”, además de algunos éxitos de su “Vacío pero lleno”, como “Reloj de pulsera” o “Ambición”. Por la de Eleazeta, pudimos oír canciones como “Marilyn”, single adelanto de su próximo trabajo, y “8 de Noviembre”, un inédito publicado a principios de mes de Agosto del pasado año.

Pero parece ser que todo esto no fue suficiente para que el público entrara en calor y, al contrario de lo que esperaba, se mostraron extremadamente poco participativos con los artistas. El nivel demostrado por ambos no fue ni mucho menos una razón que explique este comportamiento, ya que ofrecieron un buen espectáculo en todo momento. El momento en el que H. Roto se lanzó “Ambición”  es una muestra de ello, las luces se apagaron y tan solo un foco dirigido a él en todo momento fue necesario para entrar de lleno en el tema.  Pese a estas dificultades, H.Roto y Eleazeta, como he comentado anteriormente, aprovecharon bien sus minutos encima del escenario.

SUITE ROTO

Una vez finalizado el turno de los “niños con clase”, llegaba el momento para Devod Dealers, y como se esperaba, el ritmo encima del escenario fue frenético, y vimos pasar a todos sus integrantes por turnos sin tiempo para el descanso. Además, como el tiempo estaba medido al segundo, las actuaciones ofrecidas por todos fueron breves, por lo que la intensidad que imprimían los artistas en todo momento era muy alta.

“Uenede” con Ceerre al frente abrió la lata y Fasther fue el siguiente tras el madrileño. Chase salió solo y desde la primera sílaba se supo meter al público en el bolsillo. Posee un directo muy natural y se lanzó dos temas, entre ellos la intro de “Fuera del juego”, su último trabajo junto a Pablo Pila, de una manera muy fluida. El siguiente fue Cool, y el clásico “Ven a pudrirte conmigo” fue el tema elegido. El tridente de la Chacal Clik prosiguieron con el show. Fue uno de los grupos más coreados de la noche, principalmente Magno y su “Por mi gente”, después, Are y Lawer también tuvieron su hueco, con una canción cada uno. Endikah y por último Lone, junto con Gareta, fueron los últimos y con esto cerraron la actuación del colectivo Devod Dealers. Cabe destacar el feedback del público con “Powermoves”, single adelanto de “LB Finest”, última referencia de Lone. “Sus piernas rodeando mi cara, mi única frontera”.

SUITE CHACAL

Cerca de dos horas estuvieron Suite Soprano con Dj Kaplan a los platos poniendo punto final a su “Nada más lejos”, y es que a excepción de algunos temas, casi pudimos oír el trabajo en su totalidad. “Escribas de culto”, “Ayer y mañana”, “Algo de amor”, “Cartas desde dentro”, “Relax” y “Ayer y mañana” tuvieron hueco entre otras.

Como pudimos ver, se rodearon de la gente cercana a ellos, quisieron compartir esa despedida y ese fin de gira con aquellos que han colaborado y puesto su granito de arena, ya sea en el disco, en inéditos o en colaboraciones para discos o trabajos ajenos. El apoyo a los Suite era enorme, y es algo que se evidenció en cada actuación individual, absolutamente todos tuvieron palabras de agradecimiento y aprecio hacia ellos. Nada más y nada menos que seis artistas subieron a la tarima para cantar con ellos algunos de los temas en los que colaboran. SHN empezó la ronda junto a Juancho Marqués con “Lágrima”, después Chicoes3, pudimos disfrutar de “Mierda Sticky”, directamente desde ValenciaFurciaCool hacía lo propio con “Trigo Limpio”, sin Natos y Waor, que esa misma noche tenían concierto en Donostia. Charly Efe apareció para compartir “Retales”, de su trabajo “Todos los ojos lloran mierda”, y posteriormente, ya con Shotta, “Celebrando el título” fue el tema escogido, junto con Sule B. Al acabar, Charly Efe dejó el escenario y Shotta se quedó para soltar “Estas aquí”, uno de los mejores temas que he escuchado últimamente y que podemos encontrar en el último disco del artista sevillano, “Flowesía”. Por último Cheb Rubën tampoco quiso perderse esta cita y pudimos disfrutar de “Perdidos” y “Mystic River”, tema perteneciente a “Underground Delicatessence”.
SUITE CHEB

Dos canciones sobresalieron por encima de los demás, “Lunedi” y “Tengo que abrazarte”. El acompañamiento audiovisual hizo de “Lunedi” uno de los mejores temas de la noche. Con la iluminación tan solo del reflejo ofrecida por la gran pantalla donde podíamos ver el excelente videoclip realizado por 128 Films, los Soprano crearon una atmósfera increíble que realmente transmitía todo el contenido de cada frase. “Distante con todo, constante con nada”. Con “Tengo que abrazarte” vivimos el momento más emotivo. Michael Bluesky acompañó a Juancho Marqués y lo que se experimentó fue mágico, su melódica voz y el sentimiento con el que abrió y cerró la canción pusieron los pelos de punta a más de uno, entre los que me encuentro.

Es de valorar y engrandece su actuación el esfuerzo titánico demostrado por los Soprano en todo momento. Tuve la suerte de asistir a los ensayos previos pocas horas antes del concierto y en él se podían palpar los nervios y el estrés que se sienten cuando sabes que esa noche será especial, diferente, que va a poner punto y final a un proyecto que ha supuesto un punto de inflexión en la carrera de ambos y les ha ayudado a establecerse como uno de los mejores grupos del panorama español. Teniendo en cuenta además que venían de haber dado un concierto la noche anterior en Salamanca, por lo que tiene más mérito si cabe haber dado el show que ofrecieron.

El abrazo entre ambos al acabar lo dijo todo, finalizaba un camino difícil pero satisfactorio y empieza una nueva travesía donde, si todo va como se espera, solo traerá buenas noticias para el grupo. Madrid se despidió de los Suite sabiendo que no es un adiós, sino un hasta luego, ya que la capital volverá a oír y corear los versos de Juancho Marqués y Sule B muy pronto. Madrid fue, es y será Soprana.