Eladio Carrión, en el camino correcto

1.74k
Música /
Escrito por Julia Álvarez

Este año tiene que ser de Eladio Carrión sí o sí. Puede que esta sea una de las frases más repetidas en estas primeras semanas de 2021 cuando su nombre sale a la palestra, una frase con mucho peso y con muchas razones para convertirse durante los próximos meses en toda una certeza.

Un mérito que no es gratuito. Después de estar mucho tiempo centrado en componer para otros artistas Eladio Carrión se lanzaba hace unos años a la aventura de comenzar a escribir su historia con nombre propio. Sus primeros pasos los ha ido dando en firme, tanto que el de Puerto Rico ha logrado en poco tiempo que su música sea un mundo en sí misma, una isla impregnada de personalidad en un panorama cada vez más homogéneo.

Con el apoyo de muchos de los grandes artistas desde sus inicios Eladio Carrión asegura que ha cumplido casi todos sus sueños, que tan solo le falta volar. Pero lo cierto es que anda siempre con un par de alas preparadas para, cuando encuentra el ambiente idóneo, echar el vuelo. Es lo que ha hecho precisamente en ‘Monarca’, su último disco, al que asegura haber dedicado tanto tiempo, amor y cariño que, el hecho de sacarlo a la luz ha sido como parir, “una sensación inigualable”. Un disco con el que ha podido hacer lo que más le gusta, trap, con el que afirma haber demostrado “que se puede hacer un disco completo de trap bien hecho, sin hacer porquerías con eso”.

Nombrado por muchos como el rey del punchline, Eladio Carrión se encuentra desde hace años en la eterna búsqueda de hacer ‘el tema de trap más hijo puta del momento. Algo que ha conseguido ya con canciones como ‘Kemba Walker’, un tema tan cabrón que le ha valido una nominación a los Grammy. Consciente de la importancia que tiene avanzar en todos los ámbitos de la vida, Eladio Carrión ha puesto en el progreso el alma máter de toda su trayectoria musical. Afirma que el objetivo de cada artista debería ser crecer, mejorar con cada disco. Cada vez que saco un proyecto es mejor que el otro, sino no lo voy a sacar. Y esa autoexigencia es la que le ha llevado a poner su nombre con firmeza en un panorama en el que busca respeto, no views, del que lo que menos quiere es fama.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de FLEEK MAG (@fleek_mag_)

Eladio Carrión es una caja de sorpresas. El artista tiene la que posiblemente sea la colección de cartas de Pokémon más completa de Latinoamérica. La muestra con orgullo, confesando que coleccionar esas cartas fue un hobby que compartió de chiquito con su papá, militar de profesión, lo que le llevó durante años a mudarse de ciudad en ciudad hasta que a los 11 años acabó asentándose definitivamente en Puerto Rico. Y desde allí, desde la H, desde ese Humacao al que tanto pone siempre en el mapa, el artista se ha convertido en una figura mundial, un referente en el que comienzan a mirarse muchos otros artistas.

Asegura fumar antes de las entrevistas para estar tranquilito, lo que en ocasiones le hace parecer un tipo más serio de lo que realmente es. Y con esa tranquilidad es con la se ha sentado a charlar largo y tendido con nosotros. Nos adentramos en el interesante universo de Eladio Carrión.

DE ESCRIBIR CANCIONES PARA OTROS ARTISTAS A ESCRIBIR SU HISTORIA CON NOMBRE PROPIO

El affaire de Eladio Carrión con la música no es algo nuevo. A pesar de que la imagen que tenemos del artista frente al micrófono es de hace apenas unos años, el de Puerto Rico comenzó su carrera a la sombra, escribiendo letras para otros artistas. “A mí siempre me ha gustado escribir, y cuando se me dio la oportunidad de poder escribir para otro artista lo hice, el hecho de que alguien con respeto respetara lo que yo hacía me contentaba. Me gustaba escribir, me encanta escribir todavía. Ahora no lo hago tanto salvo los featurings o si algún amigo me lo pide, que alguna ayudita cae, pero soy más celoso con mis letras hoy día. Cada canción para mí es una experiencia, un viaje, y me da mucha cosa darle eso a otra persona. Pero empezar escribiendo fue una buena puerta para esto. Yo siempre decía hermano, si no me pego en uno o dos años me quedo escribiendo’. Gracias a Dios todo está saliendo como es pero a mí me encantaba escribir. Sabes lo que es estar ganando dinero, estar sentaito en tu casita, no tener que bregar con muchos jevos, es chévere. Mis respetos a todos los compositores del género, a los artistas, productores, a todos los ingenieros”.

Esos celos que le producen sus letras son los que le permiten recordar a la perfección cual fue la primera vez que sintió la necesidad de ser él mismo quien montara sus letras sobre un ritmo. Y te avanzo desde ya que su instinto no se equivocó, la canción acabó siendo un auténtico hit. La primera vez que le negué una canción a alguien que me lo pidió, la primera vez que dije esta canción la quiero sacar yo, fue con ‘Mi cubana’. Con esa canción creo que empecé a enamorarme de esa vuelta de sacar yo mi música, que no fuera para terceras personas.

Un giro que le llevó a publicar ‘Sauce Boyz’ en enero de 2020 y que nos ha dejado ‘Monarca’ a principios de este 2021. Lo de comenzar año con nuevo disco se está convirtiendo para Eladio casi en una tradición. “Realmente este proyecto iba a salir a finales de año e iban a ser dos partes: una iba a ser ‘Monarca’, y la otra ‘Heartless’. En ‘Monarca’ iban a estar las de trap fuerte y en el otro las de plan romanticón. Pero al final no se pudo hacer esa idea y uní las dos cosas”.

“En este disco no hablo mal de las mujeres, tu notas la madurez que hay, la madurez que creo que todo artista debería estar buscando en su carrera… Creo que estoy en el camino correcto”

La portada del último disco de Eladio Carrión es una mariposa monarca, un elemento que, como suele ocurrir con todo lo que tiene que ver con el artista, no está elegido al azar. Dicen que la mariposa monarca, si la ves, está señalando que estás en el camino correcto, y creo que en este disco se ve la madurez musical, que estoy en el camino correcto. Si comparas ‘Sauce Boyz’ con ‘Monarca’ te das cuenta de que ‘Monarca’ no es un disco que habla malo como ‘Sauce Boyz’, en el que hablo malo un montón.  En este disco no hablo mal de las mujeres, tu notas la madurez que hay, la madurez que creo que todo artista debería estar buscando en su carrera. Si sacas tres o cuatro discos y te escuchan igual y dices lo mismo que decías en el primer disco no estás creciendo. Tienes que evolucionar”.

LA ETERNA BÚSQUEDA DE PROGRESO DE UN ‘LOCO’ QUE SIEMPRE CREYÓ EN SÍ MISMO

Desde bien pequeñito el objetivo de Eladio ha sido progresar. Progresar en la vida, como ser humano, y hacerlo también en la música por mucho que se fuera encontrando obstáculos por el camino. Confiesa que tuvo una infancia buena, con unos padres que le dieron mucho cariño tanto a él como a sus hermanas, y que gracias a ello y a una oscura etapa de un par de años en la que pasaron muchas cosas, hoy es el ser humano que es. Un ser humano al que su pasión por la música llevó a muchos a pensar que se encontraban ante un auténtico loco. “Hubo una etapa de tres o cuatro años de mi vida que estaba buscándomela en la música, y meterte en la música es muy difícil, la industria es muy difícil. Muchos te toman por loco, te decían que estabas perdiendo el tiempo, el dinero, que hicieras esto y lo otro. Y como dicen el loco es loco hasta que rompe, y así fue. Fue mucho tiempo de creer en mí, de decir ‘yo no estoy loco’. De decir, ¿hay que dormir en el carro? Pues dale. ¿El estudio está disponible y está libre ahí al lado? Dale. Estar durmiendo en un carro yo lo veía como: ‘Diablos tengo un estudio, poquito a poco puedo lograrlo’. Ahora miro atrás y digo: qué loco en verdad. La historia de Eladio deja patente una vez más que no hay ningún genio sin mezcla de locura.

“El loco es loco hasta que rompe. Fue mucho tiempo de creer en mí, de decir ‘yo no estoy loco’… Estar durmiendo en un carro yo lo veía como: ‘Diablos tengo un estudio, poquito a poco puedo lograrlo’. Ahora miro atrás y digo: qué loco en verdad´”

‘Progreso’, primer adelanto del LP, es precisamente una de sus canciones favoritas dentro de ‘Monarca’. ¿Qué tiene el tema de especial para haberse convertido en su predilecta? Fácil. “Desde que empieza el ritmo tiene algo. Te dan ganas de levantarte, josear, ser mejor que ayer. Algo tiene la canción que te dan ganas de ser mejor persona, mejor trabajador, mejor lo que sea. Es una canción de superación. Creo que por eso mismo me identifico mucho con ella. Me identifico con toda mi música, pero esa canción es con la que más. Me encanta ‘Progreso’”.

Cuando uno comienza a ascender en su carrera musical son muchas las cosas que, de manera inherente, cambian a su alrededor. En sus letras Eladio Carrión habla mucho de todos esos demonios con los que tiene que lidiar en su día a día. Demonios que, generalmente, suelen estar relacionados con el mundo de la fama. “Uno no está acostumbrado a bregar con ciertas cosas con las que antes no tenía que hacerlo. Son demonios que vienen con todo esto de tener todos los ojos encima de uno, todo es en relación al ajuste hacia la fama, hacia cosas nuevas  que estoy experimentando. Y es que tal y como afirma el propio Carrión esta industria vuelve a uno frío, es lamentable pero es cierto.  Uno ve cosas que le desaniman, pero al final del día hay que ser agradecido y ver mas allá de eso, mirar para el frente siempre.  Una frialdad a la que hace frente tirando de apoyos externos como el de su perro, ‘Kembita’, capaz de ablandarle el corazón hasta en los momentos más complejos.

CON ESTILO PROPIO, CUIDANDO SIEMPRE DE SUS PUNCHLINES

Eladio Carrión es un mundo en sí mismo. Un artista que nos ha enseñado que la personalidad, apostar por lo diferente acaba siendo siempre caballo ganador, de ahí esa inquietud desde sus inicios por crear un mundo aparte con su música. Yo trabajo mucho para diferenciarme porque es super importante tener tu color. No es cuestión de tener tu color de voz, es una cuestión de temática, de cómo llevas tus temas. Mis canciones son una caja de sorpresas, siempre trato de buscar un nuevo tipo de ritmo o de manera de chantear. Es una locura pero llevo años tratando de buscarlo. Escucho canciones mías de 2017 o 2018 y pienso: ¿Cómo puede ser que la gente no apreciara esto?, ¿por qué saqué eso en esa época cuando lo podía haber sacado ahora?. Y es que, tal y como nos han dejado ver anteriormente algunos artistas del género, Eladio es de la opinión de que el público no siempre está preparado para escuchar según qué cosas, de que el público necesita entrenar más el oído.Yo tengo un álbum que iba a sacar en 2017 que no creo que esté ready para las personas hasta 2022 o 2024. Lo tengo guardaito porque se que la gente no esta ready para eso todavía. La gente es lo que ve. Si ve que hay una persona sola remando por ahí dice: para qué le voy a prestar atención. Pero si ve que todo el género está haciendo lo mismo lo hace. Esto es como lo de los corridos. Estaban NataOvi ahí hasta que dieron el palo, ahora a todo el mundo le encantan los corridos con el trap. Es ir educando a los fanáticos poco a poco, decirles: mira, no todo tiene que ser así, así también puede sonar lindo y puede gustar. Es simplemente no quitarte a la primera que la gente no lo acepte, seguir dándole, ser perseverante.

“Tengo un álbum que iba a sacar en 2017 que no creo que esté ready para las personas hasta 2022 o 2024. Lo tengo guardaito porque sé que la gente no está ready para eso todavía”

Y si importante es para Eladio diferenciarse, no menos importante es para él cuidar de la palabra, de las barras, del punchline. “En el trap se daba más importancia a que se escuchara lindo al oído, la gente realmente no le daba a la palabra la importancia que se le da en el rap. La gente no atacaba los tracks como si fueran rap. Yo crecí escuchando a Lil Wayne, Kanye, Eminem… personas que eran muy exigentes con sus juegos de palabras. Escuchando a Lil Wayne dije: en verdad si voy a rapear tengo que meter en cada barra un punchline porque él metía en cada barra uno. No hay que estar esperando tres barras y después meter un punchline al final. Que cada barra tenga su importancia, que no la tires por tirarla. Cada artista debería preocuparse más por eso, no rellenar el tema, que cada barra tenga su importancia y que sea perfecta. Es una obra de arte tratarlo así. Ahora que estamos en pandemia, que hay muchos bares que están cerrados, la gente está en su casa escuchando las canciones y qué mejor que encontrarte con un juego de palabras que diga mira lo que está diciendo”.

APLICANDO A LA MÚSICA LA DISCIPLINA DEL DEPORTE, SACANDO DE SU ZONA DE CONFORT A J. BALVIN

A pesar de que donde se ha hecho con un gran nombre ha sido en el mundo de la música, Eladio Carrión se dedicó durante años al mundo de la natación, un deporte que le llevó a representar a Puerto Rico en numerosas competiciones nacionales e internacionales. La última de ellas la vivió precisamente en España. Mi última competición internacional fue en España. No lucí muy bien. La competición anterior fue en Estambul y fue la mejor competencia de mi vida, pero en España no se qué pasó que no fue bien. Pero lo pasé muy bien allí, me quedé en la Rambla con la playita que está super cerquita, me encantó todo”.

Del mundo del deporte Eladio Carrión ha heredado la disciplina que éste exige, una cualidad que considera imprescindible también en el mundo de la música si lo que busca uno es perdurar. Si no tuviera la disciplina que tengo por el deporte no sacaría la música que saco. Van a la par para mí. A mí la natación me hizo ver que si tu tienes hambre de verdad puedes conseguir lo que tú quieras. Y yo ese hambre lo tengo en la música. Puedo estar doce horas frente a un micrófono y ni me doy cuenta del tiempo que ha pasado. A mí no me verás en discotecas a menos que sea para cobrar un cheque. Los artistas que no son disciplinados se nota en su carrera, en la duración de ésta. Mira Daddy Yankee, ese hombre con esa carita. No bebe alcohol, ni se unta alcohol cuando se corta. Eso es disciplina. Los años que lleva es por ser disciplinado. En el deporte, la música, si trabajas en Burger King, donde sea, si no eres disciplinado te van a botar, no vas a generar nada.

“Si no tuviera la disciplina que tengo por el deporte no sacaría la música que saco. En el deporte, la música, si trabajas en Burger King, donde sea, si no eres disciplinado te van a botar, no vas a generar nada”

Si hay alguien disciplinado en el mundo de la música es J. Balvin, un artista al que Eladio Carrión ha conseguido sacar de su zona de confort en ‘TATA’, un drill para el que el artista no encontró mejor acompañante. “Jose es el más duro. ‘TATA’ es mi primer drill y su primer drill. Yo decía hay que hacer algo duro. Le dije: ‘Jose, te voy a enviar algo para el disco nuevo, es de trap’; y me dijo: ‘dale, dale’. Le dije: ‘es un drill’, y me dijo: ‘zumba, zumba’. Él confía mucho en mí. Las veces que le enseño cosas siempre se monta. Es un visionario. Yo sabía que lo iba a partir y así mismo lo hizo. Es de los temas que más contento estoy de que esté rompiendo. Un reggaetoncito viene pronto pero me encanta este tema”.

Un tema que acumula millones de escuchas y que bien podría seguir la estela del célebre ‘Kemba Walker’, junto a Bad Bunny, una canción que le brindó a Eladio Carrión su primera nominación a los Grammy y a la que el artista tiene en gran estima. Como artista del tema y consumidor siento que ‘Kemba Walker’ es uno de los mejores temas de trap de la década. Es un palo, se nota la química entre nosotros dos. En tarima la cantamos dos veces juntos, a la gente le encanta. Y nada, pensando en otro tema perfecto para hacer el otro tema de trap mas cabrón del mundo. ‘Kemba Walker 2’. Estaría bueno, veremos… hay que encontrar un ritmo perfecto”.

IMPLICÁNDOSE 100% EN SU PROYECTO, BUSCANDO LA PAZ MENTAL

Mientras menos te impliques en tu proyecto más producto eres. Si simplemente te dejas llevar por todo lo que te van diciendo eres un producto. Así de tajante se muestra Eladio Carrión cuando se le pregunta por la importancia de que un artista se implique en todo lo que rodea a su música. “Yo cuando monto una canción la tengo en mi cabeza, se cómo quiero que se escuche todo. Yo no se cómo producir pero sí le digo al productor yo quiero este sonido y lo hago con la boca, o cojo el piano y hago la melodía. Trato de ser parte de todo porque tengo ya la canción en la cabeza. La producción es un extra, ahí tu sabes el concepto y si tienes el oído de como quieres llevar la melodía mejor. Si eres una persona que montas tus canciones sabes lo que dijiste, y el director de un video puede interpretar una barra con otra cosa. Tienes que sentarte con esa persona y explicarle”.

Para dar en el clavo con un tema Eladio considera tremendamente importante la selección de las producciones. Según el artista si no te cautivan al instante no son para él. Yo cada vez que cojo un ritmo pienso en mi show, si cuando el DJ coja el sample y de a ese ritmo mis fanáticos se van a volver locos o no. Si pienso que en los dos primeros segundos no va a ocurrir cambio el ritmo. Hay ritmos que sabes que son así, como ‘Nena Buena’ con Lunay. Es un ritmo que me lo enviaron y lo cogí de una, dije para el disco. Sabes que en ese tema el sonido está perfecto, o la de Balvin con ese sample con el que empieza. En cuestión de producción tú sabes que va a romper”.

Mientras menos te impliques en tu proyecto más producto eres”

Y si le hacen falta tan solo dos segundos para saber si un ritmo le cuadra, lo mismo le ocurre a la hora de montar sus canciones. Sus mejores temas son según el propio Eladio Carrión los que más rápido salen. “Cuando me encierro a grabar ni escribo, me encierro directamente en la cabina y empiezo a cantar. Casi siempre son cosas que estoy sintiendo al momento, y si no saco nada al momento empiezo a pensar en cosas del pasado. Las mejores canciones que saco son canciones que monto al momento, en una o dos horitas. La gente dice que las canciones más duras son las que se llevan más tiempo para hacer pero para mí mis canciones más duras son las que salen más rápidas. Hay ritmos que te hacen meterte en la zona y es como si el lápiz escribiera solo.

Pese a la fachada seria que suele mostrar Eladio Carrión en sus apariciones públicas lo cierto es que al artista no le ha faltado nunca el sentido del humor ni una actitud proactiva ante la vida. Hoy en día soy más serio que antes, pero soy igual de charlatán, me gusta reírme, vacilar, soy un vacilón. Respeto al que me respeta y al que no. Uno tiene que vivir la vida feliz, esas personas que viven agriadas, que viven vidas ajenas son infelices. Tienes que vivir tu vida, ser feliz, tratar de buscar lo más cercano a la felicidad porque la felicidad completa es imposible. Como dice 50 Cent cuando te da la luz no sería tan rica si no fuera por la lluvia, no apreciarías tanto el sol. Pero si te cae lluvia por un año ese solcito que da es diferente. La paz mental es muy importante. La felicidad 100% no existe pero si tienes la paz mental al 100%, te aseguro que vas a estar feliz todo el tiempo.

PONIENDO AL TRAP EN SU SITIO

La necesidad que tenía Eladio Carrión de hacer un disco íntegro de trap es palpable desde el inicio de la conversación. No es que reniegue de otros géneros ni mucho menos, Eladio no es de ese tipo de artistas, él está abierto a romper con aquello que le motive, pero sentía que tenía que traer al trap a un primer plano en este momento. “El trap ha roto. Tuvo su tiempito cuando rompió al principio, se cayó un poco y yo pienso que está volviendo ahora. Siento que estos próximos años van a ser muy buenos años para la música latina. El trap como tal va a tener su espacio. Mira, nos nominaron a un Grammy y es un freestyle. Yo pienso que eso es increíble. Ya mismo van a tener sus nominaciones de mejor disco de trap del año o algo así. Ahora uno ve a toda esta gente haciendo reggaetón y rompiendo y dice ‘voy a dejarlo todo’. Y también si uno deja de hacer trap para hacer reggaetón uno pierde de ese lado porque la gente dice ‘coño ¿tú no eres trapero?’. Empujar el trap no te voy a decir que ha sido difícil, yo tenía una visión más allá, sabia que iba a pasar esto. Hace uno o dos años estaba dispuesto a esto, sabía que al principio la gente no iba a cachearlo, pero con el paso del tiempo sí. Lo veía por los comentarios. Si un par de gente decía que estaba duro, al final más gente comenzaba a pensar lo mismo. Es cuestión de seguir hasta convertir a la gente que no creía en creyentes.

Dice Eladio Carrión que le falta “mucho por hacer. Por vivir no sé, siempre he sentido que iba a morir joven, ojalá sean embustes, pero quiero hacer mucho. Siempre he querido hacer muchas cosas a la vez, ahora he aprendido a enfocarme en una sola cosa, quiero hacer las cosas en orden. Me falta mucho por hacer musicalmente en verdad, me falta mucho por vivir”. En el horizonte nuevos temas por sacar, en esta ocasión dando mayor espacio a lo comercial – a pesar de llevar al trap siempre por bandera – y con la mirada puesta en el panorama internacional. “Este año voy a hacer muchas más colaboraciones internacionales. Hasta ahora he estado más en Puerto Rico pero este año voy a enfocarme en tener más colaboraciones internacionales porque hay mucho talento. Argentina tiene la mejor escena de trap que existe, uno de los mejores shows que yo he dado en mi vida ha sido en Argentina. El público es inigualable. Y Chile, Venezuela, España… tienen muy buenas escenas de trap, me encantan todas. España siempre ha sido una potencia musical, estoy loco por ir para allá. Es una de las cosas que más triste me puso del coronavirus. A mi estar encerrado no me molesta, me encanta estar encerrado en mi casa. Me gusta estar tranquilito aquí, pero esa girita de España me dolió porque ya estaba imaginándomelo. Cuando llegue la calma tras esta tempestad que tiene en vilo a medio mundo España seguirá con las puertas abiertas para recibir al que apunta a ser este año uno de los artistas que más crezcan en la escena. A Eladio Carrión, ese tipo que parecía un loco y del que ahora andan todos enamorados.

Sobre el Autor / Julia Álvarez

Periodista. Un alma hecha de historias. La música me ayuda a ponerles banda sonora.