Eleazeta: “Miremos hacia delante, nunca hacia atrás”

685
Música /

Ha sido un año muy ajetreado para Eleazeta. La unión hizo la fuerza con Adrián Groves en “Russian Roulette”, trabajo conjunto entre uno de los productores con más proyección del país con un artista que nos queda lejos en proyección. Lleva semanas siendo protagonista junto a H Roto, Lucas Marqués, Tiscas y el propio Adrián Groves con el proyecto #SMILEYSYRUP. Ahora que ha finalizado la publicación de videoclips con su combo, es momento de conocer más detalles de su faceta personal.

Pregunta. ¿Cuál es el don que le gustaría poseer?

Respuesta. Si aún fuese un niño, te diría volar, estoy casi seguro. Pero, ahora mismo y sin duda alguna, el don de chascar los dedos y que lluevan fajos y fajos de 500… Vivir despreocupado seria el mayor don.

P. ¿Cuál es su película favorita y por qué?

R. “Toy Story”. Siempre tendré esas parte infantil, de hecho, veo dibujos animados diariamente, lo recomiendo.

P. Un recuerdo que le haya marcado, para bien o para mal, de su infancia

R. Siempre intento olvidar lo malo y, en su defecto, siempre me lo guardo. Lo bueno: el mar, las palmeras, la arena… Soy chico de playa.

P. ¿Cuál es su definición de éxito?

R. La consecuencia directa del esfuerzo.

P. ¿Se considera feliz?

R. Por supuesto. Quejarse sería insultar a medio planeta.

P. ¿Cuál cree que es su misión en la vida?

R. Aún sigo esperando que la vida me responda eso a mi.

eleazeta-interior

P. ¿Con quién le gustaría naufragar en una isla?

R. Con alguien que dominara más que yo el arte de la supervivencia porque sino estoy bien jodido…

P. ¿Qué no haría ni por todo el dinero del mundo?

R. Pon precio y aquí todo se habla.

P. ¿Cuándo miente?

R. Cuando me dicen: “Vamos a registrarte. Si llevas algo que te comprometa, es mejor que me lo digas ahora”. Ahí, siempre.

P. ¿Qué no perdonaría?

R. La infidelidad en todos y cada uno de sus aspectos.

P. ¿Cuál es su gran miedo?

R. Acabar siendo oveja del rebaño.

P. ¿Cuándo y dónde fue más feliz?

R. Espero y deseo que ese “cuándo” y ese “dónde” todavía no haya sucedido… Miremos hacia delante, nunca hacia atrás.