Personajes que no son lo que parecen, una fotografía extremadamente cuidada y una narración al detalle que captura al espectador forman el escenario de