Flavio vuelve a reclamar su espacio tras casi 20 años detrás de los platos.