Todos los seguidores de Lil Durk siguen quemando "300 days, 300 nights", su fantástica última mixtape. Para que eso no decaiga, el de Chicago