El título de Bethesda está previsto para la primera mitad de 2023.

La operación se ha cifrado en unos astronómicos 7.500 millones de dólares.