"Ahora están todos sensibles, ya no les gusta la calle".