Tru Life no es ni mucho menos uno de los artistas más prolíficos del panorama estadounidense, pero por la calidad del material presentado merece