Nunca es mal momento para seguir quemando 'Brandon Banks'.