La dupla californiana ahonda nuevamente en el sonido West Coast más puro.