El proyecto es fruto de la unión de The Pokémon Company International y Capital Records.