El disco se inspira en todos los veranos de Benito, desde que era un niño hasta ahora.