Igual que en el cielo no puede haber dos soles, un imperio no puede tener dos emperadores.