El próximo año promete buena shit cinematográfica.