Me gusta el rap. De hecho, me gusta hacer rap lo suficiente como para permitir que me dé muchas más perdidas que beneficios. Y