Las prendas lucen imágenes de la película captadas por la cámara de Gilles Favier.