En estos momentos, las dimensiones de la figura de Duki hacen que todo lo que toque se convierta inmediatamente en oro. Es por ello