El ser uno de los productores más reconocidos no elimina el hecho de ofrecer su opinión política. Dejando de lado el aspecto monetario y