Morad sigue aumentando su popularidad entre el público francófono.