Demuestra que hay mucho más allá que una simple imagen de trapero clásico.