Las expectativas estaban por las nubes. En los últimos meses, Nasta ha estado en boca de todos y además, que Ébano fuese el encargado