Su último proyecto tenía un aire a despedida, pero al contrario de lo que algunos creían, tan solo cerraba un ciclo y no significaba