Farruko no echa el freno ni en vísperas de Navidad.