Sus pequeños módulos están formados por hogazas de pan brioche.

Mobiliario pensado para los jugadores que se dejan la vida, y la espalda, frente a la pantalla.