El californiano no entiende un verano sin diversión y fiesta.