La historia ocurre en una Suiza distópica que ha caído bajo el gobierno fascista de un magnate del queso.