La versatilidad vocal de Nicki se pone a prueba en un corte duro y enérgico.