La franquicia de conducción de Nintendo no pisará el freno.