El propio Blood Orange firma la dirección y edición de la pieza.