Nicki se desafía a sí misma en su segundo álbum.