Los cinco años des espera tras 'DAMN.' han valido la pena.

Habían pasado 4 años desde su último single en solitario.