Nike elige la cachemira como uno de los patrones principales de su temporada.