El de PR sigue explorando una línea bailable y disco.

Si bien la polémica le acompañó muy de cerca meses atrás, lo cierto es que en estos momentos Almighty parece más centrado que nunca