Que el primer single extraído de tu nuevo álbum sea un track en el que colaboren Kanye West y Paul McCartney deja las expectativas