Sony apuesta exclusivamente por las grandes sagas confrontando la opinión de sus seguidores.