La Flame propone alcanzar junto a Sony un estado digital no experimentado hasta la fecha.

Una experiencia mucho más realista y dinámica.

Incorporará un micrófono incluido en el propio mando.