El rap más crudo en español se formaliza en un LP de 10 cortes.