Ricardo Tisci, actual director creativo de Burberry, firma el vestuario.