Pese a que no hay nada comparable en el cine a los comienzos de año o la vuelta de vacaciones, el verano de 2015