No hay videoclip de Dani Faiv en el que no disfrutemos con la llamativa puesta en escena y la energía que desprende el artista